Sexta canción compuesta en marzo para el disco homónimo y que está en la línea de lo que componían los de Tequila en sus últimos tiempos o, como a mí me gusta decir, es la canción que a Ariel Rot le faltó por componer (estuve tentado a cantarla imitando el acento argentino, diciendo «sho», «feliss» y todo eso). 😀

Trata sobre alguien que, después de un tiempo difícil, está enamorado de una mujer y ha vuelto a tener alegría y a querer jugar otra vez el juego de la vida.

Voy tarareando por la calle;
la gente me ve sonreír;
lo que piensen me da igual totalmente
porque tú me haces feliz.

Los niños juegan en el parque,
no paran de chillar y de reír
y a mí me dan ganas de meterme
porque tú me haces feliz.

Si la vida es un juego
puedo fracasar o vencer
pero tu risa encendió de nuevo
las ganas de jugar otra vez.
La miel que brota de tus labios,
la magia que recorre tu piel;
son mi apuesta más segura
y es imposible que pueda perder.

Me muero de ganas de besarte,
pensando en estar junto a ti,
por eso voy a toda prisa por la calle
porque tú me haces feliz.

Si la vida es un juego
puedo fracasar o vencer
pero tu risa encendió de nuevo
las ganas de jugar otra vez.
La miel que brota de tus labios,
la magia que recorre tu piel;
son mi apuesta más segura
y es imposible que pueda perder.

Si la vida es un juego
puedo fracasar o vencer
pero tu risa encendió de nuevo
las ganas de jugar otra vez.
La miel que brota de tus labios,
la magia que recorre tu piel;
son mi apuesta más segura
y es imposible que pueda perder.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here