16.7 C
Granada
domingo, 21 abril 2024

La conquista de Canarias

EspañaLa conquista de Canarias

Cuando se habla de España como país, cuando se habla de su historia, no hay que perder de vista que la actual nación es fruto de una larga sucesión de invasiones llevadas a cabo por países, tribus y etnias de todo tipo, que así es como está forjada la Historia. Hoy 25 de julio, día de Santiago, patrón de España, se celebra también el aniversario del día de 1496 en que se dio por concluida la conquista del archipiélago canario por parte del Reino de Castilla.

Los orígenes de la conquista de Canarias se remontan al siglo XIV, cuando las Islas Canarias fueron avistadas por navegantes genoveses, mallorquines y portugueses. No obstante, fue en el siglo XV cuando la corona de Castilla decidió emprender la empresa de conquista. El contexto de la época estaba marcado por el fin de la Reconquista en la Península Ibérica y el deseo de expandirse hacia nuevos territorios. El comercio y la obtención de recursos también jugaron un papel clave en la búsqueda del control de estas islas estratégicas.

El proceso de conquista

El proceso de conquista de Canarias se llevó a cabo a lo largo de varias décadas y se dividió en dos fases: la conquista de las islas orientales y la conquista de las islas occidentales. Cada isla presentaba desafíos únicos debido a la resistencia de los guanches, un pueblo que demostró una feroz defensa de su tierra y cultura ancestral.

Los primeros intentos de conquista, a finales del siglo XIV, no tuvieron éxito debido a la fuerte resistencia guanche. Sin embargo, en el siglo XV, bajo el mandato de los Reyes Católicos, Fernando e Isabel, se logró consolidar el control de las islas, especialmente con la intervención de destacados personajes como Juan de Bethencourt y Gadifer de La Salle.

La iglesia desempeñó un papel significativo durante la conquista de Canarias. La expansión de la fe católica era un componente esencial de la empresa colonial y los misioneros desempeñaron un papel importante en la conversión de los guanches al cristianismo.

Consecuencias de la conquista

La conquista de Canarias tuvo una serie de consecuencias a nivel local, regional e internacional. En primer lugar, el control de las islas otorgó a Castilla una posición estratégica en las rutas comerciales del Atlántico y un punto de partida para futuras exploraciones hacia el Nuevo Mundo. Además, la riqueza obtenida de las islas contribuyó al crecimiento económico de la corona de Castilla.

Por otro lado, la conquista de Canarias allanó el camino para las futuras exploraciones y colonizaciones europeas en América. Los conocimientos adquiridos durante la conquista de las islas, como las técnicas de navegación y el conocimiento de los vientos y corrientes atlánticas, serían fundamentales para el descubrimiento de América por Cristóbal Colón en 1492.

La conquista de Canarias dejó un legado histórico y cultural que perdura hasta nuestros días. A pesar del trágico destino de los guanches, su cultura y legado siguen presentes en las islas. La identidad canaria se ha forjado a lo largo de los siglos a partir de la mezcla de las culturas indígenas, española y, posteriormente, de otras influencias extranjeras.

¿Quiénes eran los guanches?

Los orígenes precisos del pueblo guanche han sido objeto de debate entre los historiadores y arqueólogos. Se cree que los primeros pobladores de las Islas Canarias llegaron hace aproximadamente 2.500 años, navegando desde el noroeste de África. Aunque no se sabe con certeza qué grupos étnicos o culturas dieron lugar a los guanches, se han propuesto diversas teorías, incluidas conexiones con bereberes y otros pueblos del norte de África.

Características Sociales y Políticas

La sociedad guanche estaba organizada en clanes o tribus independientes, cada una con su propio mencey (jefe). Cada mencey gobernaba sobre una parte específica de la isla y estaba respaldado por una nobleza que desempeñaba funciones administrativas y religiosas. Esta organización social era notablemente avanzada, y los guanches establecieron una red de comunicación y alianzas entre las distintas tribus.

Los guanches también desarrollaron un sistema de cultivo adaptado al entorno insular, basado principalmente en la agricultura de secano. Cultivaban una variedad de productos, como cereales, legumbres y frutas, que les permitían mantener una dieta equilibrada y autosuficiente. Además, criaban ganado, como cabras y ovejas, que proporcionaban leche, carne y pieles para su uso diario.

Religión y Creencias

La religión tenía un papel central en la vida de los guanches. Practicaban una forma de animismo, creyendo que la naturaleza estaba llena de espíritus y deidades que controlaban los fenómenos naturales y las fuerzas de la vida. Rendían culto a sus antepasados, considerándolos intermediarios entre ellos y los dioses. Los lugares sagrados y los rituales religiosos eran fundamentales en su cosmovisión, y los guanches realizaban ceremonias para agradar a los dioses y obtener su protección y favor.

Arte y Cultura Material

El arte guanche reflejaba su conexión con la naturaleza y su entorno. Destacaban en la talla de piedra y la cerámica, creando elaboradas estatuillas y objetos decorativos con motivos geométricos y símbolos que representaban a la fauna y la flora de las islas. Además, desarrollaron técnicas para tejer cestos y prendas textiles con materiales naturales, demostrando su habilidad en el trabajo de la fibra.

El uso de cuevas y abrigos rocosos como viviendas fue común entre los guanches. Estas construcciones, conocidas como “cuevas habitadas”, se adaptaban al clima y ofrecían protección contra los elementos. También utilizaban pajeros, estructuras construidas con piedra y barro, para resguardar sus cultivos y ganado.

Contacto con Otras Culturas

La ubicación geográfica de las Islas Canarias las convirtió en un punto estratégico para el comercio entre el norte de África y Europa. Los fenicios, romanos y vándalos visitaron las islas en diferentes momentos de la historia, aunque estos contactos no dejaron una huella significativa en la cultura guanche.

La llegada de los berberiscos (piratas bereberes) a las costas canarias fue más problemática, ya que a veces llevaban a cabo incursiones y saqueos en las comunidades guanches. Esto llevó a los guanches a desarrollar técnicas defensivas y a fortificar sus poblados y cuevas habitadas, lo cual no fue suficiente para frenar la maquinaria de guerra castellana perfectamente engrasada tras varios siglos de Reconquista.

Últimos posts

Artículo anterior
Artículo siguiente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos más vistos

Horóscopo diario
Menú diario