1.8 C
Granada
sábado, 24 febrero 2024

Montero y Belarra, fuera del Gobierno

EspañaMontero y Belarra, fuera del Gobierno

Nota: este artículo contiene información y declaraciones no confirmadas y se basa en rumores y especulaciones. Los eventos políticos pueden cambiar rápidamente, y las decisiones reales pueden diferir de lo que aquí se describe.

En la actualidad, los pasillos de los ministerios de Igualdad y Derechos Sociales están llenos de tensiones y expectativas. Mientras la incertidumbre política reina, la sombra de una posible repetición electoral se cierne sobre España. En este contexto, se vislumbra una lucha feroz entre los partidos Podemos y Sumar, con los primeros en una posición cada vez más precaria. A menos que den un giro estratégico audaz en la votación de la investidura de Pedro Sánchez como presidente, podrían estar destinados a perder gran parte de su influencia y poder político.

Uno de los nombres clave en esta contienda es Yolanda Díaz, quien ha manifestado su intención de eliminar del panorama político a dos figuras prominentes de Podemos: Ione Belarra e Irene Montero. La rumorología política de la corte insiste en que ambas están en la cuerda floja, ya sea porque las elecciones se repitan y Podemos no pueda mantener el poder o porque Sánchez forme un Gobierno que las excluya del Consejo de Ministros. Es decir, Díaz quiere echarlas porque se han convertido en sus peores enemigas pero Sánchez tiene que hacer equilibrios y seguir con la boca cerrada (después de todo, no es su guerra) porque si se llegase a una hipotética repetición electoral después de humillar a las dos dirigentes podemitas, éstas podrían decidir presentarse con su propio partido y robar un millón de votos a la izquierda del PSOE (que seguramente restarían muchos escaños).

Según fuentes cercanas a la situación, Yolanda Díaz y Pedro Sánchez han tomado una decisión crucial que cambiará el equilibrio de poder en el Gobierno. Esta decisión implica que los ministerios de Trabajo y Derechos Sociales quedarán bajo el control de Sumar, mientras que el Ministerio de Igualdad se convertirá en una dependencia directa de la Presidencia del Gobierno.

Además, tanto Belarra como Montero dejarían de recibir los generosos salarios anuales de 77,478 euros que obtienen como ministras, según los datos de Transparencia de 2022. También perderían el control sobre las asignaciones presupuestarias millonarias que manejan estos departamentos, lo que debilitaría aún más su posición política.

En este escenario, las apuestas se centran en Ignacio Álvarez Peralta, actual secretario de Estado, como el posible futuro titular del Ministerio de Derechos Sociales. Esto podría significar el fin de las ambiciones de Belarra de mantener un puesto en el Gobierno y la relegaría a la función de secretaria general de Podemos.

El periodista Luca Constantini, tal vez el mejor podemólogo de España, alertó recientemente sobre las tensiones internas en Podemos en un artículo publicado en The Objective. En él, se destaca la creciente preocupación dentro del partido sobre la posibilidad de que Yolanda Díaz busque socavar a Irene Montero e Ione Belarra, utilizando a Nacho Álvarez como herramienta.

Nacho Álvarez, economista que formó parte de la dirección estatal de Podemos, podría considerarse una figura leal al partido morado en el contexto de Sumar. Además, según varias fuentes, está notablemente mejor preparado que las actuales líderes del partido, pero nada de eso impide que sucumba a la promesa de un ministerio: la vanidad ciega al más pintado.

En última instancia, la lucha entre Podemos y Sumar refleja el panorama político español en constante cambio. La incertidumbre sobre la votación de la investidura de Pedro Sánchez y la posibilidad de una repetición electoral hacen que cada movimiento sea crucial para los partidos involucrados. La decisión de Sánchez y Díaz de redistribuir el poder en el Gobierno podría marcar un punto de inflexión en la política española y determinar el destino de Podemos en el futuro cercano. Sin embargo, en el turbulento mundo de la política, las decisiones pueden cambiar rápidamente, y solo el tiempo dirá cuál será el resultado final de esta intrigante batalla política.

Todo esto, claro, porque se da por hecho que Núñez Feijoo fracasará en su intento de ser investido como presidente del Gobierno porque ahora mismo no le salen los números y nada indica que la situación vaya a cambiar en las próximas semanas, así que la realmente decisiva será la sesión de investidura de Pedro Sánchez.

Últimos posts

Artículo anterior
Artículo siguiente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos más vistos

Horóscopo diario
Menú diario