24 C
Granada
viernes, 14 junio 2024

Un Miura en el espacio

EspañaUn Miura en el espacio

Anoche, pasadas las dos de la mañana, una compañía española consiguió colocar un cohete a altura suborbital desde Huelva. Así dicho parece poca cosa pero es un hito emocionante para la industria aeroespacial española. Vayamos por partes.

La empresa PLD Space es una creación de tres jóvenes que tuvieron en el año 2012 una visión clarísima y, desde fuera de la industria y del entramado institucional aeroespacial, decidieron poner en marcha un proyecto para que desde España se pudiesen lanzar satélites artificiales, de modo parecido a como lo estaban haciendo en Estados Unidos las hipermultimegamillonarias empresas de Elon Musk o Jeff Bezos, SpaceX y Blue Origin. Para llegar al lanzamiento de hoy no es difícil entender que una empresa que montan tres jóvenes en una ciudad periférica de España ha tenido que pasar momentos realmente difíciles. El principal escollo es el desarrollo tecnológico desde cero, que les ha llevado a producir los cohetes fabricando desde los tornillos más básicos hasta los componentes más sofisticados de los motores. En el proceso han participado cientos de empresas españolas que se han visto embarcadas en algo que no podían ni imaginar, de fabricar componentes para fabricantes de automóviles, por ejemplo, han pasado a ser codesarrolladores de piezas de naves espaciales.

El mérito también de los tres jóvenes que decidieron poner en marcha PLD Space, Raúl Torres, Raúl Verdú y José Enrique Martínez, ha sido hacerlo al margen de las instituciones públicas o, hablando en plata, sin tener que lamer culos para recibir una subvención. Muy al contrario, han sido las instituciones públicas las que se han acercado a ellos cuando han ido viendo que el proyecto avanzaba imparable. De hecho la participación pública ahora mismo en todo el entramado empresarial que hay alrededor del Miura es del treinta por ciento y lo es más por la necesidad de contar con la Administración para el tema de los permisos para los lanzamientos y el apoyo institucional que puedan dar para negociar con otros países e instituciones internacionales que por la aportación tecnológica que puedan aportar los funcionarios.

El lanzamiento de hoy se produce tras las dos intentos fallidos, el primero de ellos debido a la existencia de vientos en las capas altas de la atmósfera que lo hacían imposible y el segundo porque estando ya en la plataforma de lanzamiento fallaron los mecanismos que desenganchaban los cables de carga de los sistemas de navegación. Hoy, a la tercera, por fin el Miura 1 uno ha despegado desde la base del INTA en El Arenosillo, en la costa de Huelva, entre Mazagón y Matalascañas.

Esta vez todo ha funcionado a la perfección y el lanzador ha conseguido alcanzar los cuarenta y seis kilómetros de altura en poco más de cinco minutos. Al llegar a su apogeo, se ha iniciado la maniobra de descenso, que se hace con paracaídas y que acaba en el mar, donde un barco de la Armada española lo recuperará para llevarlo hasta Teruel donde se harán todas las pruebas posibles para ver como ha funcionado cada parte del cohete y el desgaste o los daños que ha sufrido para seguir perfeccionándolo.

Este primer cohete, que tiene 12 m de largo y 70 cm de diámetro, es en realidad una prueba, un demostrador tecnológico hablando finamente, para aprender todo lo necesario y poder montar el Miura 5 (por aquello de que no hay quino malo) que va a ser realmente el producto comercial de PLD space. El Miura 5 entrará en un selecto club de empresas que pueden hacer lanzamientos de satélites de hasta quinientos kilos, de los cuales se espera que se pongan en órbita alrededor de 2.500 cada año entre 2025 y 2030; un mercado más que interesante para el que esperan estar posicionados a tiempo.

Por último, el lanzamiento del Miura 1 introduce a España en un selecto club de solo diez países con capacidad para acceder al espacio sin depender de terceros.

Lo único que me hace mirar con cierto escepticismo a este programa es que si todo sale bien, los fundadores de PLD Space pasarán a ser parte de ese selecto club que nuestro gobierno llama los ricos y desde ese momento todos los ministros tendrán como objetivo conseguir arruinarlos y destruir la riqueza que hayan podido crear. Les pondrán impuestos, les obligarán a destinar un porcentaje de sus ingresos para montar un Observatorio Espacial de la Igualdad y les cobrarán una tarifa abusiva por lanzar sus cohetes u operarlos de territorio español para hace el hospitales y carreteras, que es a donde va todo el dinero público, como todo el mundo sabe. Aunque ahora que lo pienso, igual la Yoli se les arrima y les pide plaza en el cohete para escapar del planeta si la cosa se pone chunga.

Últimos posts

Artículo anterior
Artículo siguiente

8 COMENTARIOS

  1. Me extraña que no haya habido ningún político que haya salido corriendo a ponerse todas las medallas y que ya esté buscando cómo ponerle palos en las ruedas para que les tenga que pedir una subvención y así adjudicarse todo el mérito.

    A lo mejor la idea de repartir el trabajo entre varias autonomías explica el hecho de que ninguna de ellas haya podido echarle la zarpa y convertirlos en un órgano administrativo más en donde colocar a parientes y amigos y regarlo con subvenciones, como hacen con todo lo que tocan estos políticos que nos ha tocado sufrir.

    • Yo creo que se fueron al aeropuerto de Teruel porque ésta había sido un fracaso económico y allí les alquilaban las instalaciones por dos duros.

      Aunque ahora que lo dices, no te falta razón en eso de que seguramente les ha servido para esquivar a las consejerías de turno y sus fantásticos consejeros, con sus gabinetes, escoltas y coches oficiales.

  2. Lo mejor que pueden hacer es seguir manteniéndose lejos de las subvenciones y de todo lo que tenga que ver con la política. Solo de esa manera conseguirán llegar a algo, aunque todavía es posible que aparezcan los de Podemos para enmierdar, que es lo que mejor saben hacer, para intentar echar abajo cualquier proyecto y más si como éste presume de español.

  3. Lo que han conseguido estos tíos es un flipe. Elon Musk habrá conseguido muchos cohetes o el de Amazon estará todavía intentándolo pero hacerlo como lo han hecho esto con el dinero justo, tirando de amigo y conocidos y, que no es menos importante, convenciendo a empresas de metalistería para que le hicieran piezas aeropeciales… Todo ha sido una pasada de quitarse el sombrero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos más vistos

Horóscopo diario
Menú diario