6.6 C
Granada
lunes, 4 marzo 2024

Gatos invasores

EspañaGatos invasores

Tener un gobierno formado por ineptos es algo que acaba saliendo caro y en España vamos viendo que cada nueva ley que dictan estos políticos socialistas y comunistas supone la aparición de más problemas de los que venía a resolver, si es que en realidad existía algún problema y no se trataba solo de algo que había rondando en sus cabecicas.

La Ley de Bienestar Animal que está en vigor desde el pasado veintinueve de septiembre tiene entre sus temas estrella la protección de las colonias felinas, lo que se está convirtiendo en un problema. Primero es un problema para los ayuntamientos que ya andan con los presupuestos bastante ajustados y a los que la ley encarga su cuidado, obligándoles a alimentarlos y a protegerlos. El segundo problema que plantean las colonias felinas es que los redactores de la ley no entienden que el gato es un depredador carnívoro que arrasa con todo lo que le rodea. Una norma así solo puede salir de las cabezas infantiloides de chicos de ciudad que ven un gatito por el campo por la calle y piensan que habría que darle una sardina y así salvarían a la Madre Naturaleza, la Pachamama o cualquier otra de esas tonterías.

Ahora se conoce que un estudio del CSIC sobre la diversidad de las Islas Canarias advierte que los gatos son un peligro para la conservación de la fauna autóctona Canaria porque ya antes los felinos han sido los causantes de la extinción de sesenta y tres especies de vertebrados, especialmente en ecosistemas insulares donde los gatos entran como especie invasora y acaban dominando el territorio porque carecen de depredadores naturales. Estos mismos expertos opinan que el método de captura, esterilización y retorno que propone la ley no va a ser suficiente porque va a llevar mucho tiempo a aplicarlo dada la precariedad de los presupuestos municipales y porque los felinos callejeros son una amenaza para otras especies porque no tienen remilgos a la hora de elegir a sus presas y lo mismo se alimentan de ratoncillos y otros pequeños mamíferos que de reptiles o aves.

El estudio más amplio sobre la dieta de los gatos publicado por la revista Nature identifica dos mil ochenta y cuatro especies consumidas por los gatos, de las cuales trescientas cuarenta y siete son de interés para su conservación. El gato común, el Felis Catus, es un carnívoro invasor que se ha extendido por todo el planeta junto a los seres humanos y su dieta generalista suele acabar impactando en los sistemas ecológicos que los reciben. Eso sin contar que al tratarse de una de las especies con mayor distribución del planeta los gatos han acabado alterando muchos ecosistemas a través de la transmisión de nuevas enfermedades.

Con el tiempo se va viendo que toda la Ley de Bienestar Animal es un despropósito que redactaron cuatro pijos que no tenían ni idea de lo que es la naturaleza, más allá de sus huertos urbanos y sus gatos domésticos. Frank de la Jungla, conocido por sus programas de televisión y su canal de Youtube sobre temas relacionados con la fauna salvaje ya puso verdes a todos estos ecologistas de pacotilla y el tiempo le va dando la razón. Todo se entiende mejor cuando ves a la Yoli diciendo cuatro chorradas y te dicen que esa es la lista de la pandilla.

Últimos posts

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos más vistos

Horóscopo diario
Menú diario