6.6 C
Granada
lunes, 4 marzo 2024

¡Primera victoria de los agricultores!

España¡Primera victoria de los agricultores!

En esta guerra abierta entre los agricultores y la Unión Europea, los trabajadores del campo acaban de obtener una primera victoria bastante sonada: la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen ha anunciado hoy martes que van a retirar la propuesta que tenían en marcha para reducir a la mitad del uso de pesticidas dentro de la Unión Europea.

Esto es una victoria para los agricultores porque si se lee bien lo que acabo de escribir, se trata de reducir el uso de pesticidas dentro de la Unión Europea pero no de reducir el uso de pesticidas en los productos que consumimos los europeos, con lo que todos los países del mundo podría seguir exportando a Europa productos bañados en toda clase de venenos mientras los agricultores españoles y europeos tendrían que cerrar sus explotaciones por los altísimos costes que supone la producción ecológica.

Para decirse una idea del disparate que tenía en trámite la Comisión Europea, basta con entender que Von der Leyen acaba de decir que va a replantear un plan estratégico pero que esta vez sí tendrá en cuenta a los agricultores; o sea, que hasta ahora a los agricultores se les habían estado poniendo reglas sin escucharlos y sin saber ni cómo funcionaban sus explotaciones.

De todas maneras, que nadie piense que esto es una victoria total porque desde la Comisión Europea siguen teniendo como objetivo todo lo establecido en la agenda 2030 y por tanto la comisión Europea quiere que todos los productos agrícolas europeos sean ecosostenibles y chupiguais, aunque luego por su precio no lleguen a los supermercados y sean reemplazados por productos de países extracomunitarios. Más tonta y no nace.

Junto a a este tema de los pesticidas, siguen estando los fertilizantes, las semillas, la cadena de valor agroalimentaria y la subvenciones agrícolas a países terceros. Si se mira la política agraria común es un puro despropósito en cada uno de esos apartados dedicado a hacer imposible la producción agrícola en suelo europeo mientras la propia Comisión reparte millonarias ayudas a los países que nos rodean para que hagan exactamente lo que aquí se prohíbe hacer y, esto ya es el colmo, para que nos lo vendan y nosotros consumamos esos productos.

También hay que tener en cuenta que aunque se haya ganado esta pequeña batalla, la guerra sigue porque los ecologistas de salón siguen dando la matraca con sus rollos de la biodiversidad y el cambio climático y no sé cuántas cosas más, por la que seguramente pedirán que se sigan derribando presas, que todos los plagas se controlen mediante depredadores y que no se utilicen abono químicos en el campo. Ya me gustaría a mí ver lo que producen esos artistas (y a qué precio) trabajando en esas condiciones, aunque tengo una ligera idea de lo que iban a conseguir: un mojón como una catedral.

Últimos posts

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos más vistos

Horóscopo diario
Menú diario