16 C
Granada
domingo, 21 abril 2024

Viagogo: la cueva donde Alibabá revende entradas

EspañaViagogo: la cueva donde Alibabá revende entradas

Cuando el rio suena, agua lleva. La mera existencia de un grupo de Facebook de perjudicados por Viagogo con doce mil trescientos miembros ya parece un indicio suficiente de que algo no marcha exactamente bien con esta plataforma de reventa de entradas. Basta con hacer una búsqueda en Google con los términos abre “estafa Viagogo” para darse cuenta de que ese sitio web es una auténtica cueva de Alibabá donde los ladrones hace negocio con los incautos desesperados por conseguir una entrada para su artista favorito o para regalársela a alguien especial.

Si has llegado a esta página porque tú también has sido víctima de una de esas estafas y esperas encontrar aquí una solución, tengo malas noticias para ti: la cosa está difícil. Sin embargo tampoco te recomiendo que cierres esta página y te vayas a otro sitio web en el que te digan lo que en realidad te gustaría escuchar, que es fácil recuperar tu dinero, porque podría darse el caso de que primero te estafasen en Viagogo y después te estafasen por intentar cobrar recuperar tu dinero sin conseguirlo. Léete tranquilamente este artículo y después toma la decisión que creas conveniente.

Vamos al lio.

Fundada en el año 2006, el modelo de negocio de Viagogo se centra en facilitar un mercado secundario donde los usuarios pueden comprar y vender entradas para conciertos, eventos deportivos, teatro y más. A primera vista, Viagogo promete una solución accesible para aquellos que buscan hacerse con entradas que, de otro modo, estarían fuera de su alcance, ya sea por haberse agotado en las taquillas oficiales o por buscar opciones de último minuto.

Sin embargo, la actividad de Viagogo es más conocida por los casos de clientes estafados que por su verdarera función. Las críticas hacia la plataforma abarcan desde acusaciones de facilitar la especulación hasta el incremento desmesurado de precios, pasando por casos de fraudes y estafas que han afectado a consumidores desprevenidos. Estos problemas han colocado a Viagogo en el punto de mira de organizaciones de consumidores, reguladores y la opinión pública, generando un intenso debate sobre la legalidad y la ética de la reventa de entradas, especialmente via Internet.

Sobrecostes y cargos ocultos

Uno de los problemas más señalados por los usuarios de Viagogo es el de los sobrecostes y cargos ocultos que se aplican al precio final de las entradas. A menudo, los consumidores se sienten atraídos por precios que parecen competitivos a primera vista, solo para descubrir que al avanzar en el proceso de compra, se añaden tasas y cargos adicionales que incrementan significativamente el coste total.

Estos cargos adicionales pueden incluir tasas de gestión, gastos de envío -incluso, manda narices, en entradas electrónicas-, y un porcentaje adicional por el servicio de la plataforma, entre otros. La falta de transparencia en la presentación de estos costes hace que muchos consumidores terminen pagando mucho más de lo que inicialmente habían previsto. Esta práctica, lejos de ser exclusiva de Viagogo, es, sin embargo, especialmente criticada en el caso de esta plataforma debido a la magnitud de los cargos aplicados, que en algunos casos pueden multiplicar el precio de la entrada original.

De entrada, el modelo de negocio de Viagogo, basado en la reventa, significa que las entradas van a ser normalmente ofrecidas a precios significativamente más altos que su valor nominal, lo que ya de por sí plantea un problema de accesibilidad y justicia para los aficionados. A esto se suman los cargos adicionales, que agravan aún más la situación, limitando el acceso a eventos culturales y deportivos a un público más acomodado económicamente.

La situación se complica aún más cuando los consumidores intentan buscar una explicación o una devolución por los cargos excesivos. La atención al cliente de Viagogo, según reportan muchos usuarios, a menudo resulta insatisfactoria, con respuestas automáticas y una lentitud intencionadamente desesperante que dejan a los consumidores sin soluciones claras.

La reventa: surfeando la legalidad

La reventa de entradas siempre ha generado un intenso debate que se sitúa en la delgada línea que separa la legalidad de la ética. En el caso de Viagogo, esta controversia se magnifica debido a su posición dominante en el mercado de reventa de entradas.

Desde un punto de vista legal, la reventa de entradas se encuentra en un área gris que varía enormemente de un país a otro. De entrada, los términos y condiciones legales de su sitio web indican que la plataforma está registrada en Delaware, Estados Unidos, un estado conocido porque sus leyes amparan todo tipo de negocios en la raya de la legalidad, como casinos online, y Viagogo seguramente se sienta más protegida allí ante unas leyes que, básicamente, vienen a decirte que busques la confianza donde la has puesto y si te fiaste de Viagogo para comprar, es a ellos a quienes tienes que pedirles explicaciones. Viagogo navega por este complejo panorama legal ofreciendo sus servicios a nivel global desde Delaware, lo que plantea desafíos tanto para la regulación como para la protección del consumidor español.

Por otro, se critica que plataformas como Viagogo facilitan el acaparamiento de entradas, lo que puede llevar a precios artificialmente inflados, haciendo que el acceso a eventos culturales y deportivos sea inasequible para muchos aficionados. Esta práctica no sólo afecta a los consumidores, sino que también puede tener un impacto negativo en los artistas y organizadores de eventos, que ven cómo el mercado secundario se beneficia a expensas de su trabajo y su relación con el público. Son famosos los casos de artistas como Sabina o Ed Sheeran que han denunciado públicamente y tomado medidas legales contra Viagogo.

Este acaparamiento se entiende mejor cuando se conocen las tácticas empleadas por algunos revendedores, como el uso de bots para adquirir grandes cantidades de entradas tan pronto como están disponibles, dejando a los fans reales con pocas opciones aparte de recurrir al mercado secundario a precios exorbitantes. En el caso del Derecho Español, el Código Penal no recoge esta conducta como delictiva entre las que sí condena por alterar el precio de productos y servicios.

Estafas más frecuentes

La reventa de entradas a través de plataformas como Viagogo ha estado marcada por numerosos informes de estafas y experiencias negativas por parte de los usuarios. Estos casos no solo han afectado la percepción pública de la plataforma, sino que también han puesto de relieve las vulnerabilidades a las que se enfrentan los consumidores en el mercado secundario de entradas.

Entradas falsas o no válidas

Uno de los problemas más comunes reportados por los compradores es la recepción de entradas falsas o no válidas para el evento. Usuarios han compartido experiencias donde, tras realizar el pago y acudir al evento, se les niega el acceso por este motivo. En muchos casos, estos consumidores se encuentran con pocas opciones para recuperar su dinero o recibir algún tipo de compensación, enfrentándose a un laberinto de políticas de servicio al cliente que dificultan la resolución del problema.

Venta de entradas duplicadas

Otro escenario problemático es la venta de entradas duplicadas. Esto ocurre cuando un mismo boleto es vendido a varios compradores diferentes, lo que inevitablemente lleva a situaciones conflictivas en la entrada del evento. Los afectados por este tipo de estafa a menudo se encuentran desprotegidos y sin el apoyo necesario por parte de la plataforma para solucionar la disputa de manera satisfactoria.

Falta de entrega

Algunos compradores reportan nunca haber recibido las entradas adquiridas. A pesar de haber realizado el pago completo y de la promesa de entrega garantizada por parte de la plataforma, las entradas no llegan, o lo hacen tarde, impidiendo la asistencia al evento. La lucha por obtener un reembolso o una solución alternativa se convierte entonces en un proceso frustrante y, en muchos casos, infructuoso.

La garantía de Viagogo

La garantía de Viagogo se promociona como un pilar fundamental de su compromiso con la seguridad y satisfacción del cliente. Esta garantía promete que los compradores recibirán sus entradas a tiempo para el evento, que estas serán auténticas y válidas para el acceso, y que en caso de cualquier problema, se les ofrecerá entradas de reemplazo o la devolución del dinero. A primera vista, parece una política robusta diseñada para infundir confianza en el mercado secundario de entradas. Sin embargo, la experiencia de muchos usuarios plantea interrogantes sobre la efectividad real de esta garantía y si realmente ofrece la protección al consumidor que promete.

Autenticidad y entrega garantizada

Uno de los aspectos más destacados de la garantía es la promesa de autenticidad y entrega de las entradas. No obstante, los informes de entradas falsas o no entregadas contradicen esta promesa y ponen en duda la capacidad de Viagogo para verificar la legitimidad de las entradas vendidas en su plataforma. Aunque la empresa asegura que realiza controles para asegurar la autenticidad de las entradas, los casos de usuarios que se encuentran con problemas al intentar acceder a un evento sugieren que estas medidas pueden ser insuficientes. Mira este artículo de 2010; se ve que la cosa viene de lejos porque hace ya catorce años y la bola de nieve sigue creciendo.

Resolución de problemas y reembolsos

Cuando surgen problemas, la garantía de Viagogo indica que se ofrecerá asistencia para resolver la situación, ya sea mediante el reemplazo de las entradas o la devolución del dinero. Sin embargo, la experiencia de muchos usuarios revela un proceso de reclamación complejo y frustrante. Los consumidores se enfrentan a menudo a largos tiempos de espera para la atención al cliente, respuestas automatizadas que no solucionan el problema y dificultades para obtener reembolsos incluso en casos claros de incumplimiento de la garantía.

Falsa sensación de seguridad

La principal crítica a la garantía de Viagogo es que puede generar una falsa sensación de seguridad entre los consumidores. Al promocionar esta política, la plataforma puede dar a entender que comprar entradas a través de su servicio es completamente seguro y libre de riesgos, lo cual, dada la realidad de los problemas reportados, puede ser engañoso. Esta percepción puede llevar a los consumidores a bajar la guardia y no tomar las precauciones necesarias al comprar en el mercado secundario.

Comparativa con otras plataformas de reventa: ¿por qué Viagogo destaca?

La razón por la que Viagogo sigue haciendo dinero con la reventa de entradas es porque paga cantidades ingentes de dinero a Google para salir los primeros cada vez que se busca algo relacionado con entradas y Google, que sabe perfectamente cómo está el percal, pone la mano y mira para otro lado. Mira esta captura de pantalla de lo que me sale cuando busco entradas para el concierto de AC DC en Sevilla de este año 2024:

Captura de pantalla de una búsqueda de entradas para AC DC en Sevilla 2024
Captura de pantalla de una búsqueda de entradas para AC DC en Sevilla 2024

El usuario medio no entiende qué siginifica la palabrita “Patrocinado” que aparece encima de este resultado de búsqueda y entra en el primer sitio que le ofrece su buscador de confianza (porque tú también confías en Google ¿verdad?). Como en cuanto entran lo primero que se ven son avisos sobre la seguridad en las transacciones y las garantías de devolución, los pardillos caen como moscas.

Además de esto, Viagogo se ha consolidado como una de las plataformas de reventa de entradas más conocidas a nivel mundial, distinguiéndose de otras alternativas por otras razones. Su prominencia en el mercado no solo se debe a su alcance global, sino también a una serie de características que la hacen destacar, para bien o para mal, dentro de este competitivo sector.

Alcance global y diversidad de eventos

Una de las principales fortalezas de Viagogo es su impresionante alcance global. A diferencia de otras plataformas que pueden centrarse en mercados específicos o en tipos de eventos concretos, Viagogo ofrece entradas para una amplia variedad de eventos en todo el mundo, incluyendo conciertos, eventos deportivos, teatro y mucho más. Esto la convierte en una opción atractiva para los consumidores internacionales que buscan entradas para eventos fuera de su país de residencia.

Interfaz y experiencia del usuario

Viagogo ha invertido significativamente en su plataforma en línea, ofreciendo una interfaz de usuario relativamente intuitiva y fácil de navegar. Aunque este es un aspecto que muchas plataformas de reventa tratan de mejorar continuamente, Viagogo se destaca por su eficacia en mostrar la disponibilidad de entradas, detalles del evento y precios de forma clara, aunque la transparencia sobre los cargos adicionales ha sido un punto de crítica.

Garantía de Viagogo

Como se ha mencionado anteriormente, la garantía de Viagogo se presenta como un elemento diferenciador importante. La promesa de proteger tanto al comprador como al vendedor en caso de problemas es un factor de tranquilidad para muchos usuarios, a pesar de las críticas sobre su efectividad en la práctica. Esta garantía es un aspecto que, en teoría, sitúa a Viagogo un paso por delante de otras plataformas que no ofrecen protecciones tan amplias, al menos de boquilla.

Derechos del consumidor: cómo protegerte y reclamar en caso de ser afectado

Podría rellenar páginas y páginas de consejos para evitar estafas como las que ocurren en Viagogo. Sin embargo repetir todas esas precauciones, que ya están publicadas en docenas de sitios web no sirve para nada porque todo lo que yo te pueda contar o puedas encontrar en Internet se resume en una regla muy sencilla: no compres entradas en la reventa online.

Todo lo demás que te digan estará muy bien y demostrará que ya se conoce muchos casos de gente que ha sido estafada y se conocerá la operatoria de los delincuentes pero no hay que pensar que son tan tontos como para repetir una y otra vez el mismo truco así que van cambiando las formas y las tácticas para limpiarte la cartera. Así que sigue el principio más sencillo y no compres entradas en la reventa online y no te pasará nada.

Conocer tus derechos

El primer paso para protegerte es conocer tus derechos. Aunque estos pueden variar dependiendo del país, existen principios básicos de protección al consumidor aplicables en muchos contextos. Tienes derecho a recibir el producto o servicio por el cual has pagado, en este caso, la entrada para un evento. Si la entrada resulta ser falsa, duplicada, o si hay problemas con su entrega, tienes derecho a reclamar.

Cómo reclamar

Si te encuentras con un problema, el primer paso es contactar directamente con la plataforma de reventa o el vendedor para buscar una solución. Explica claramente el problema y lo que esperas como resolución pero, sobre todo, ten en cuenta que debes contactar con ellos antes de cinco días contados desde la fecha del evento porque si no, perderás tu derecho a reclamar. Se supone que retienen el dinero al vendedor esos cinco días y si no hay reclamación por parte del comprador se lo entregan y jamás volverás a ver tu dinero.

Si no tienes respuesta de la compañía, no pierdas el tiempo en asociaciones de consumidores u organismos de consumo, busca un abogado y exponle someramente el caso para ver si está interesado en llevártelo. Si no conoces ninguno, publica tu caso en alguna red social, que hay muchos abogados faltos de trabajo y al precio que está las entradas, ya empieza a ser interesante reclamar su importe. Por ejemplo, dos entradas de platea para el concierto de ACDC de Sevilla cuya captura he puesto arriba suman setecientos veinticinco euros más gastos de gestión y por ese dinero ya se puede pleitear a gusto y gana.

Por supuesto, entra en el grupo de Facebook de víctimas y afectados por Viagogo donde encontrarás a mucha más gente en tu situación y así te podrás hacer una idea mucho más clara de dónde te has metido y qué posibilidades tienes de recuperar tu dinero.

Suerte.

Últimos posts

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos más vistos

Horóscopo diario
Menú diario