10.9 C
Granada
jueves, 20 junio 2024

Control de los precios de alquiler: ceporros al mando

EspañaControl de los precios de alquiler: ceporros al mando

Yo vengo diciendo desde hace tiempo que tenemos en el Gobierno a una sarta de ceporros que no saben hacer la o con un canuto y que toman decisiones que afectan a la vida de cuarenta y ocho millones de españoles sin entender ni las causas que nos han traído hasta la situación actual ni las consecuencias que van a tener esas medidas; son como un mono con dos pistolas.

La ministra de Hacienda, por ejemplo, es un cafre que todavía está intentando entender que era eso de la base imposible de los impuestos pero tiene un despacho enorme en el ministerio desde el cual puede acceder a la información tributaria de cualquier español y publicar alegremente sus datos como parece (eso ya lo dirán los tribunales) que ha hecho en el caso del novio de Ayuso para mantenerse en el poder, amenazando y amedrentando desde su cargo público a los ciudadanos que osan llevarle la contraria a su partido político.

La regulación de los precios de los alquileres es un ejemplo más de que los actuales gobernantes son una panda de idiotas que no entienden los fundamentos de la economía. Seguramente sabrán desenvolverse muy bien en redes sociales y serán unos grandes líderes que arrastren a masas y sepan pagar las lealtades con cargos en la administración y contratos públicos pero son incapaces de entender que los precios se forman por la oferta y la demanda.

El precio de los alquileres en un mercado libre estaría determinado, por un lado, por la expectativa de beneficio que el propietario tiene sobre su propiedad y por el otro lado por los recursos disponibles para resolver su necesidad de vivienda del inquilino. Cuando ambos coinciden se produce el contrato de alquiler pero si el propietario espera ganar demasiado o si el inquilino no puede destinar a vivienda tanto como le exige el propietario, la vivienda se quedará vacía. En ese momento ambos tendrán que pensar su estrategia para conseguir los beneficios a los que aspiran: el propietario tiene la opción de rebajar el precio del alquiler para encontrar a alguien que pueda permitirse pagar la renta y el inquilino puede, o no, destinar una parte mayor de su renta disponible al alquiler. Si después de modificarse estas posiciones hay coincidencia, habrá alquiler y si no la vivienda se quedará vacía y así los precios se irán moviendo hasta que se encuentre un punto de equilibrio donde las expectativas de ambas partes se encuentren. Esto es sencillo de entender para una persona que tiene dos dedos de frente y personajillos como María Jesús Montero simplemente no los tienen; son unos ceporros incapaces de comprender algo tan simple .

Al encontrarse con el que los precios de los alquileres están subiendo, el gobierno socialista, los discapacitados intelectuales que nos gobiernan, ha decidido que lo mejor es tomar medidas para reducir la oferta, obligando a los propietarios a rebajar el precio al que pueden ofertar sus viviendas. En los mundos de Yupi donde vive esta gente, los propietarios acatarán resignadamente sus órdenes y rebajarán los precios del alquiler pero en la vida real los propietarios que ven que los precios impuesto por el gobierno no satisfacen sus expectativas simplemente sacarán sus viviendas del mercado de alquiler residencial y los moverán, por ejemplo, al alquiler de temporada, lo convertirán en viviendas turísticas o simplemente los sacarán del mercado a la espera de tiempos mejores.

Esto no es una teoría que yo me esté inventando sino que es algo que se puede comprobar en cualquiera de los mercados donde se han aplicado regulaciones del mismo tipo. En este enlace te dejo un estudio de una inmobiliaria escocesa que constata que los precios se están disparando en Escocia desde que se ha impuesto una limitación del 3% de la renovaciones de los contratos. En este caso los propietarios, viendo que no van a poder subir el alquiler a lo largo de los años de vida del contrato, lo que han hecho ha sido acumular toda la subida prevista directamente en el primer año y ahora resulta que los alquileres en las principales ciudades escocesas están por las nubes pero, además, la oferta se está reduciendo porque ante los problemas que la política de los gobernantes escoceses crea a los propietarios, la promoción de nuevas viviendas se ha desplomado entre un quince y un veinte por ciento de manera que la oferta se está reduciendo todavía más y, en consecuencia, los precios se disparan.

La receta para que los precios de la vivienda bajen es tan sencilla como aumentar la oferta: los ayuntamientos tienen que sacar más suelo o aumentar la edificabilidad del existente para que los constructores saquen al mercado nuevas promociones y, teniendo más donde elegir, los inquilinos podrán ajustar mejor la cantidad de renta disponible que tienen que dedicar a resolver sus necesidades de vivienda.

En principio se podría pensar que si han llegado a ministros, a esas personas no pueden ser tan idiotas pero cuando se escucha hablar a la Chiqui o a la Yoli te das cuenta de que son verdaderas discapacitados intelectuales y que están donde están porque sus partidos han descubierto que hay un sector muy importante de la población al que se puede tratar como idiotas y pese a todo van a seguir votándoles pero eso no las hace más listas ni las ilumina con el conocimiento necesario para entender que los precios se forman por el equilibrio entre la oferta y la demanda, algo tan sencillo y tan evidente que cuesta trabajo creer que un ministro del Gobierno de España no tenga dos dedos de frente para entenderlo.

Últimos posts

2 COMENTARIOS

  1. La gente de derechas en España piensa que los políticos de izquierda son muy listos porque consiguen usar el poder para comprar muchos votos y perpetuarse en su poltronas como parte de un maléfico plan perfectamente elaborado pero la realidad es que esos políticos son unos mindundis que han llegado a poder porque sólo saben hacer política y chanchullear comprando favores y pagando con cargos y contratos públicos.

    Ninguno de esos políticos que ahora ocupa ministerios y direcciones generales tiene la más mínima idea de cómo funcionan las cosas sobre las que están regulando. No hay más que ver el desastre que es tan perpetrando contra la agricultura española porque quienes están encargados de gestionarla no tienen ni la más mínima idea de cómo funciona la industria agroalimentaria, que en España es un sector económico principal porque tenemos el capital humano y los recursos naturales como para ser la primera potencia mundial en este sector.

    Otro gallo nos encantaría si desde la administración se limitasen a acompañar a los empresarios agrícolas y a las industrias transformadoras españolas para conquistar los mercados europeos, estadounidense y japonés y, ya puestos, el resto del mundo.

    • Son unos inútiles. El que escuchase ayer a la secretaria general de Podemos, Ione Belarra, hablar sobre los beneficios de Mercadona y no sentir vergüenza ajena, es que tampoco entiende cómo funcionan las cosas.
      El nivel profesional de los políticos de izquierdas es absolutamente ridículo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos más vistos

Horóscopo diario
Menú diario