6.6 C
Granada
lunes, 4 marzo 2024

Rebel Moon: la niña del fuego

Ocio y culturaRebel Moon: la niña del fuego

Como ayer era festivo, la tarde de Navidad, aproveché para ver en Netflix la película Rebel Moon: la niña del fuego, que había visto antes el tráiler y me había parecido interesante. El caso es que pase un buen rato.

Zack Snyder es un director razonablemente bueno que hace películas que se dejan ver. Por si no le conoces, su primera película de éxito fue 300, sobre los espartanos que se enfrentan a los persas en la Batalla de las Termópilas. Esa película te puede servir para definir perfectamente el estilo de este director al que le gustan los colores vivos, las escenas de acción y la cámara lenta. Después hizo películas para DC cómics en esa cara b del universo cinematográfico de Marvel que tienen un pase pero son un poco pesadas para mi gusto, aunque donde sí que sea luce es con los títulos, por eso de volver a relanzar la película con un Snyder Cut. En Rebel Moon hace exactamente lo que se supone que debería hacer en una película de Netflix y presenta a los personajes principales y nos deja alguna secuencias estupendas de de lucha, incluyendo algunas tomas a cámara lenta bastante espectaculares. Seguramente los fans estarán esperando una versión extendida, otro Snyder Cut en el que los personajes secundarios estén un poco mejor definidos y las batallas sean más sangrientas. Esto no es solo una cuestión de estilo cinematográfico sino que el hecho de estrenarlo en Netflix se impone ciertas limitaciones y el director ha tenido que acotarse a lo que el streaming requiere.

La película, resumiendo mucho, es una mezcla entre La Guerra de las Galaxias y un espagueti western. Una joven que vive en un pueblo perdido en un rincón lejano de un planeta insignificante en un imperio galáctico se ve arrastrada sin querer a luchar contra la tiranía y se lanza a organizar la resistencia. Para eso tendrá que reclutar a un equipo de luchadores por la libertad y cada uno de ellos tiene su propia historia (que seguramente Netflix ya habrá planeado como spinoffs).

Los más tiquismiquis dirán que los personajes no está muy bien definidos y que se podía haber trabajado más y todo ese tipo de cosas que siempre dicen (por suerte aquí no pueden decir que era mejor el libro) pero es que estamos en una película y tampoco hay tiempo para más. Salirse de la historia principal para contar la vida y milagros de cada uno de los seis o siete personajes secundarios requeriría un metraje exagerado, con su correspondiente presupuesto, y tampoco es para tanto.

Por supuesto en la película hay un malo malísimo y unas peleas tremendas llenas de efectos especiales. Ahí se nota que hay presupuesto porque la ambientación es bastante buena y en las batallas se llega a ver bastante movimiento y cosas que se rompen y explotan. Por supuesto a estas alturas nadie puede protestar ya porque se use masivamente el CGI pero hay partes en las que se nota que se ha utilizado material real y el polvo de las explosiones realmente mancha la ropa.

Los actores son bastante creíbles, sobre todo el malo que parece un psicópata de libro empeñado en hacer el mal. Hacer un villano convincente es una de las facetas más difíciles de estas películas porque al espectador hay que contarle cómo es posible que ese hombre sea tan malo y tenga tantas ganas de hacer daño. Tanto Sofía Boutella, que interpreta a Kora la protagonista de la historia, como Ed Skrein que es Atticus Noble, el principal villano de la película, están bastante bien y dejan ver que tienen sus motivaciones para hacer lo que hacen y que nosotros si hubiésemos pasado lo mismo que ellos seguramente tomaríamos el mismo camino, eso que se llama un personaje creíble.

Sobre el papel de Netflix, además de lo que he dicho antes de las limitaciones en cuanto a la violencia o al contenido sexual, está claro que es una producción que nace para el servicio de streaming desde el momento en que se presenta como parte uno y simultáneamente se lanza el trailer de la parte 2. Esto casi que viene a ser como una miniserie de altísimo presupuesto. A lo mejor este es un camino interesante que a Netflix le convendría seguir para conseguir atraer a la audiencia, en vez de seguir facturando docenas de series irrelevantes que apenas consiguen atraer a unos cuantos fans y que son perfectamente sustituibles las unas por las otras. Y eso sin contar que cada uno de los personajes que se presentan en esta película, daría decir para un spin off bastante interesante de por sí. Espero que no caigan en la tentación de estirar el chicle hasta el infinito e intenten hacer series de bajo presupuesto de cada uno de los personajes o de los sucesos o que incluso luego hagan una serie en animación en 3D o cosas así que ya hemos visto antes y que acaban aburriendo hasta las ovejas.

¿Que si vale la pena sentarse a verla? Pues claro, ya te lo estaba yo diciendo, que luego vendrá la parte dos y así ya tienes la mitad del trabajo hecho. 🙂

Últimos posts

Artículo anterior
Artículo siguiente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos más vistos

Horóscopo diario
Menú diario