25 C
Granada
lunes, 22 julio 2024

Un móvil que dura 10 años

Ciencia y tecnologíaUn móvil que dura 10 años

Nuestros teléfonos tienen una vida lamentablemente corta, víctimas de la obsolescencia programada por los fabricantes. Las baterías envejecen y pierden eficacia mucho antes de que el teléfono deje de ser útil, la compatibilidad es pasajera, el soporte de software caduca y pronto llegan actualizaciones menores que se presentan como imprescindibles pero que dejan a nuestro móvil fuera de juego. Es un modelo pensado para exprimir al máximo los bolsillos de los usuarios y que Fairphone está poniendo patas arriba.

Esta startup holandesa ha lanzado esta semana un teléfono que establece nuevos estándares de sostenibilidad: el Fairphone 5. La empresa prevé que el dispositivo funcione durante 10 años. De entrada, como compromiso adicional con la durabilidad, el Fairphone 5 se entrega con una garantía de cinco años.

El teléfono está diseñado con un sistema modular para poder repararse. No solo se pueden cambiar las baterías que se agotan, sino también otras nueve piezas, como la pantalla, el puerto USB-C y los altavoces. Para cambiarlas, solo tienes que coger un destornillador y seguir la instrucciones en vídeo.

En cuanto al software, la protección es aún mayor. Fairphone ofrece al menos ocho años de soporte del sistema operativo, pero aspira a una década entera.

Es un objetivo que no tiene rival entre los dispositivos Android. Para establecer el punto de referencia, Fairphone eligió un chipset diseñado para aplicaciones industriales: el Qualcomm QCM6490. Como el procesador está diseñado para hardware y dispositivos con una vida útil más larga que la de los teléfonos, el ciclo de soporte de software también puede ampliarse.

En un mundo de teléfonos caros que sólo duran dos o tres años, el soporte y la posibilidad de reparación tienen un atractivo evidente para el consumidor. Pero los mayores beneficios son para el planeta. El enfoque sostenible de Fairphone empieza por los materiales con los que se fabrican los teléfonos y por las personas que los extraen.

La empresa social nació como una campaña contra los minerales conflictivos, habituales en los teléfonos inteligentes. Los grupos armados suelen utilizar mano de obra forzada para extraer estos minerales. En 2013, Fairphone pasó de la campaña a la producción de teléfonos. La empresa intenta ahora abastecerse de materiales libres de conflictos y sostenibles.

Para maximizar el impacto social, Fairphone identificó 14 materiales con un alto potencial de mejora de la cadena de suministro. En el Fairphone 5, más del 70% de estos materiales se extraen de forma justa o se reciclan. El litio que contiene procede de una única mina de Chile certificada por IRMA, la principal norma mundial para la minería industrial.

También se han tomado medidas para reducir el daño causado por el cobalto, que a menudo se extrae con mano de obra infantil. Mediante el uso de créditos de cobalto, el 100% del mineral de la batería se corresponde con cobalto producido en mejores condiciones laborales en minas artesanales y de pequeña escala. Por primera vez en la industria, las personas que ensamblen la batería también recibirán una bonificación en concepto de salario digno.

Los beneficios de la sostenibilidad se extienden al consumidor. Según Fairphone, la batería mantendrá su capacidad durante más de 1.000 ciclos completos de carga.

Otras características del Fairphone 5 incluyen una pantalla OLED de 6,46 pulgadas y un sistema de triple cámara de 50 megapíxeles. En conjunto, el dispositivo tiene especificaciones para competir con los smartphones de gama media de los líderes del mercado.

El Fairphone 5 ya se puede reservar en Europa. Los precios empiezan en 699 euros y el envío comienza el 14 de septiembre.

Últimos posts

Artículo anterior
Artículo siguiente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos más vistos

Horóscopo diario
Menú diario