16.4 C
Granada
sábado, 25 mayo 2024

Atlético de Madrid: una renovación inevitable

DeportesAtlético de Madrid: una renovación inevitable

El Atlético de Madrid se encuentra en un punto de inflexión. Las glorias pasadas no pueden ocultar las evidencias del presente, y es tiempo de actuar. La renovación no es solo una opción, sino una necesidad imperiosa para que el Atlético pueda seguir compitiendo al más alto nivel y aspirar nuevamente a la grandeza que su historia y su afición merecen.

El Atlético de Madrid, un club históricamente reconocido por su fortaleza defensiva y su capacidad para competir al más alto nivel, atraviesa una etapa crítica que demanda una reflexión profunda y, sobre todo, acciones inmediatas. La temporada actual ha expuesto sin tapujos las carencias de un equipo que no solo ha visto cómo se escapaban los títulos, sino que también ha sufrido derrotas dolorosas que han resonado en los cimientos del Metropolitano.

Hay aficionados que culpan de esta decadencia al Cholo Simeone sin entender que el entrenador sólo dispone a los jugadores en el campo para obtener lo mejor de la plantilla en cada partido pero no es responsable de la confección de la misma y se limita a trabajar con el material que el club le pone en el vestuario. Se podría criticar a Simeone por el planteamiento de algunos partidos o por alinear a unos u otros jugadores en determinadas posiciones pero no por la calidad de la delantera. Ahora mismo, por ejemplo, tienen a Morata como referencia arriba y si en medio del partido el entrenador mira al banquillo para sustituirle no hay ningún jugador de garantías que pueda disputarle la plaza. Hay lo que hay.

La goleada en la Champions contra el Borussia Dortmund, el descalabro en la Copa del Rey frente al Athletic de Bilbao y la derrota en la Supercopa de España ante el Real Madrid no son sino síntomas de una problema mucho mayor: la avanzada edad media de la plantilla que alcanza los 30,6 años. Esta situación no solo limita la dinámica del equipo en los encuentros de alta intensidad sino que también cuestiona la sostenibilidad del proyecto deportivo a medio y largo plazo.

Es evidente que el Atlético ha perdido esa resiliencia que le caracterizaba. La defensa, otrora impenetrable, ha encajado 61 goles esta temporada, un récord negativo desde la llegada de Simeone. Las figuras clave del equipo, como Azpilicueta y Savic, aunque veteranos y experimentados, ya no parecen capaces de sostener el ritmo frenético de las competiciones europeas y domésticas, evidenciando una decadencia física natural por el paso del tiempo.

Frente a esta realidad, la dirección deportiva del club, liderada por Andrea Berta y Carlos Bucero, se enfrenta a un verano decisivo. La necesidad de rejuvenecer la plantilla es palpable y urgente. La posible incorporación de Mosquera, una joven promesa de LaLiga, apunta a ser un paso en la dirección correcta, pero es sólo el inicio de lo que debe ser una renovación más amplia y profunda.

Los casos de Saúl y Memphis son especialmente representativos del dilema que enfrenta el club. Ambos jugadores, a pesar de sus innegables talentos, han sido más una carga financiera que una contribución real en el terreno de juego debido a su elevado coste y las recurrentes lesiones. Liberar su espacio en la plantilla y en la nómina podría ser crucial para ajustarse a las limitaciones salariales y, al mismo tiempo, abrir espacio para nuevos talentos que puedan aportar frescura y vigor al equipo.

En el centro del campo, la situación tampoco es alentadora. La falta de un mediocentro defensivo de garantías para dar descanso a un exhausto Koke es otra área crítica que requiere atención. La esperanza puesta en Vermeeren aún está por materializarse y la falta de alternativas viables para Llorente y De Paul, ambos rondando la treintena, sólo subraya la necesidad de un refuerzo en esta zona.

Finalmente, la delantera del Atlético, sin el acierto goleador de temporadas anteriores, clama por una revitalización. La sequía de Griezmann y Morata, sumada a las complicaciones físicas de Memphis, plantea un panorama sombrío para un equipo que, en palabras de Simeone, podría haber competido mejor con más contundencia ofensiva.

Últimos posts

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos más vistos

Horóscopo diario
Menú diario