26 C
Granada
martes, 23 julio 2024

El Portugal de Cristiano Ronaldo, igual de triste que la Francia de Mbappé

DeportesEl Portugal de Cristiano Ronaldo, igual de triste que la Francia de Mbappé

Los dos partidos de la Eurocopa de ayer se resolvieron como estaba previsto y en los dos casos el fútbol que vimos fue tan gris como cabía esperar.

A las seis de la tarde Francia se deshizo de Bélgica como siempre (lo de los belgas es puro complejo de inferioridad frente a los galos) pero tuvo que ser un defensa rojo el que se metiera un gol en propia puerta porque los franceses no están en condiciones de meter un balón entre los tres palos del contrario, que de eso va esto del fútbol.

A Francia le pasa un poco como a uno de los personajes de la serie Cómo conocí a vuestra madre que en una escena ve a un grupo de mujeres que le parecen fantásticas pero luego en realidad cuando se acerca a ellas, mirándolas una a una, resulta que no eran tan guapas por separado como parecían desde lejos. Los jugadores franceses sólo transmiten una sensación de ser un gran equipo pero si se empieza a mirar a cada uno de ellos se empieza a ver que Griezmann ya no es tan rápido y ágil como antes, Mbappé está fuera de forma y ahora no entra al choque para proteger su nariz y los otros delanteros tampoco son especialmente diferenciales. Tienen un sólida línea central para no dejar pasar ni un balón pero, para hacerse una idea, su jugador más creativo es Tchouameni, pivote defensivo en el Real Madrid; ese es el nivel.

Por suerte para ellos, en la próxima eliminatoria de cuartos de final se encontrarán con que Rabiot, el jugador fetiche de Deschamps, no podrá alinearse por estar sancionado y es posible que el entrenador francés opte por Camavinga, aunque eso yo no lo tengo muy claro y habrá que ver si no rebusca en el fondo de su banquillo para encontrar un tronco defensivo que garantice una solidez defensiva a prueba de bombas, como ha tenido hasta ahora.

A las nueve de la noche los portugueses nos demostraron los por qué la música popular nacional es el tristísimo fado. Portugal es una selección dónde los jugadores rinden bastante menos que en sus clubes y puede que parte de eso se deba al mal ambiente interno de la selección porque durante todo el partido no dejan de hacerse entre ellos reproches y se llaman constantemente la atención por los errores. Hay que destacar sobre todo a Bruno Fernández porque es el mal amigo que nadie quiere en una pandilla, que siempre está metiendo el dedo en el ojo de los demás, y Bernardo Silva que en la selección parece un jugador totalmente distinto del que asombra en la Premier League con el Manchester City.

Además Portugal se autoflagela obligándose a colocar en punta a un jugador de 39 años que ya está muy lejos de sus mejores tiempos y que además anda deprimido porque es consciente de que ya no puede rendir cómo es un mejores tiempos y no llega a los balones, no es capaz de driblar a ningún defensa, no puede bajar a defender porque no tiene fondo físico, etcétera. Todo eso le tortura y le carcome por dentro y la prueba de que él mismo es consciente de su mal estado de forma es que, a diferencia de lo que siempre había hecho, se pidió el primer penalti en la tanda portuguesa. Las lágrimas de cocodrilo de Ronaldo tras fallar un penalti en el minuto 105 de la prórroga solo deberían hacerle pensar que ya ha llegado el momento de retirarse en vez de seguir arrastrándose penosamente por los campos de fútbol. Igual es que no tiene dinero para pagarse la jubilación.

Al final, fue Diogo Costa, el portero portugués, el héroe de la noche parando tres lanzamientos a a los eslovenos tras el 0-0 final y clasificando al equipo de Ronaldo. Por cierto, Jan Oblak, ese portero que según los comentaristas de TVE no sabe parar penaltis, tiene un porcentaje de paradas mayor que porteros considerados buenos desde los once metros como Courtois, Neuer, Ter Stegen, Casillas o el Dibu Martínez, por decir algunos.

El destino va a enfrentar a estos dos equipos en cuartos de final y para mí no hay un claro favorito porque cualquiera de los dos puede meterse un gol en propia puerta y desequilibrar la eliminatoria. De lo que sí estoy seguro es de que ese partido no va a ser una oda al fútbol.

Últimos posts

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos más vistos

Horóscopo diario
Menú diario