16 C
Granada
domingo, 21 abril 2024

Ucrania rompe las defensas rusas

MundoUcrania rompe las defensas rusas

En un giro que ha tomado semanas de enfrentamientos intensos, Ucrania ha logrado finalmente romper la línea defensiva inicial del ejército de Putin en un diminuto poblado de apenas 500 habitantes al inicio del conflicto. Esta victoria, celebrada por las fuerzas ucranianas como un hito, marca la primera vez que han logrado penetrar la temida “primera línea fortificada” que Putin había establecido.

La captura aparentemente completa de Robotyne, un territorio considerado una fortaleza inexpugnable por las fuerzas rusas, es vista como un golpe simbólico para Ucrania. Hasta este punto, las fuerzas de Zelenski y Zaluzhny habían logrado avanzar solo hasta esta primera línea de defensa, compuesta por minas, trincheras y nidos de ametralladoras. Las dudas eran prominentes: si Ucrania no podía atravesar esta primera barrera, parecía improbable que pudiera superar las siguientes.

No obstante, las fuerzas de liberación ucranianas han demostrado lo contrario al superar esta primera defensa y avanzar aproximadamente 20 kilómetros al sur desde Orikhov. La caída de Robotyne ha llevado el teatro de operaciones directamente hacia Zaporiyia, donde la ofensiva comenzó y donde las fuerzas rusas habían estado esperando durante meses.

Zaporiyia, considerada un bastión crucial para las fuerzas rusas en la región, ahora enfrenta la amenaza directa de las fuerzas ucranianas, lo que representa un desafío significativo para Putin. La toma de esta ciudad, así como la cercana Tokmak, podría marcar un punto de inflexión en la guerra a favor de Ucrania.

Sin embargo, más allá de la euforia propagandística, la situación estratégica en el terreno es crucial. Rusia se encuentra en una encrucijada, ya que debe tomar medidas inmediatas para frenar el avance ucraniano en Zaporiyia. Pero la tarea no es sencilla: los daños en los puentes que conectan Crimea con el sur de Zaporiyia, junto con la necesidad de proteger ciudades clave, limitan las opciones de Putin.

La opción de reforzar desde el este (Donetsk) o el oeste (Jersón) presenta dilemas considerables. En el primer caso, las fuerzas rusas se aferran a posiciones sentimentalmente valiosas en Urozhaine y Bakhmut, a pesar de estar rodeadas y en una posición precaria. Ucrania parece estar más centrada en infligir daño al enemigo que en ganar territorio, lo que hace que el estancamiento de estas ciudades no sea un gran problema.

Si las fuerzas rusas se desplazaran hacia el oeste para proteger Tokmak, dejarían sus flancos vulnerables y permitirían a Ucrania presionar en múltiples frentes. Además, la viabilidad de enviar refuerzos desde Jersón es cuestionable debido a la incertidumbre sobre la calidad de las tropas allí y a la presencia de fuerzas ucranianas cerca del río Dniéper.

En este complejo escenario, Ucrania ha demostrado su capacidad para explotar las debilidades en la defensa rusa, empleando una estrategia de movimiento constante para crear oportunidades. La reciente llegada de fuerzas anfibias del Reino Unido agrega un elemento adicional a la ecuación, ya que podrían aprovechar las distracciones rusas para llevar a cabo maniobras audaces.

En definitiva, la situación en Ucrania sigue siendo volátil y los avances de Ucrania hasta ahora podrían ser menos un signo de debilidad rusa que una manifestación de la astuta estrategia ucraniana. A medida que el conflicto se desarrolla, el futuro sigue siendo incierto y está por verse si Putin podrá mantener su control en la región.

Últimos posts

Artículo anterior
Artículo siguiente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos más vistos

Horóscopo diario
Menú diario