24 C
Granada
viernes, 14 junio 2024

Crímenes de guerra en Gaza

MundoCrímenes de guerra en Gaza

El ataque terrorista de Hamás sobre Israel y la anunciada represalia sobre la franja de Gaza se han convertido en las redes sociales en una guerra dialéctica en la que distintas facciones tratan de ganar la batalla del relato, describiendo a su propio bando como los defensores de la justicia y la verdad y caricaturizando al contrario como un monstruo violento y lleno de odio.

En esta guerra en las redes sociales no es necesario basarse en hechos ni sirven de nada las exposiciones fundamentadas de argumentos porque de lo que se trata es de ganarse el corazón de la audiencia y para eso es mucho más efectivo un buen eslogan, un vídeo con niños heridos o un meme con una madre llorando la pérdida de sus hijos; es lo que se llama la guerra memética. Se trata de conseguir el mayor impacto posible en los corazones de los receptores de los mensajes para nublar cualquier atisbo de razonamiento y atraer seguidores a la causa.

Cuando se habla de crímenes de guerra, se hace desde una perspectiva buenista en la que se considera que cualquier acción de guerra es un crimen y todo el que la lleva a cabo es un ser despreciable.

En realidad, los crímenes de guerra son las violaciones del derecho de guerra internacional que está recogido en el Convenio de Ginebra y sus protocolos adicionales. En base a ese derecho de guerra el Tribunal Penal Internacional puede ordenar la persecución y enjuiciar a individuos, no a naciones, como ha hecho recientemente con Vladimir Putin y María Lvova-Belova por organizar una campaña de secuestro de niños ucranianos para entregarlos forzadamente en adopción a familias rusas.

En Gaza, tras el violentísimo y despreciable ataque terrorista perpetrado por Hamás, el ejército de Israel va a desarrollar operaciones militares en la franja de Gaza. Los objetivos que persiguen los militares judíos son dos dos. Por un lado, localizar a los terroristas que mataron a sangre fría a más de mil trescientos israelíes y por el otro lado liberar a los más de ciento cincuenta rehenes judíos que Hamás ha secuestrado para negociar con el estado de Israel o usarlos como escudos humanos.

Quienes ahora piden que se produzca un alto el fuego en la franja de Gaza, simplemente están pidiendo que Israel no haga nada después de la masacre cometida por Hamás y permanezca impasible ante el secuestro masivo de sus ciudadanos. La acción de Israel, no solo es legítima moralmente sino que además es legal conforme al derecho internacional porque va a efectuar una operación militar, y esto es muy importante recalcarlo, en su propio territorio, aunque ahora esté gestionado a nivel local por la autoridad Palestina que en la franja de Gaza está en manos de Hamás.

En cuanto al espinoso tema de si en la ofensiva de Israel se van a cometer crímenes de guerra por atacar escuelas, hospitales o templos, el convenio de Ginebra es meridianamente claro al respecto. En los enfrentamientos militares, siempre se puede atacar al enemigo y si el enemigo se refugia en un edificio civil y utiliza civiles como escudos humanos, es el enemigo el que está cometiendo los crímenes de guerra porque convierte a esa instalación en objetivo militar desde que sus propios militares se instalan allí. Es decir, en este caso son los terroristas de Hamás quienes cometen crímenes de guerra al esconderse entre los palestinos y no Israel, que actúa de acuerdo con las leyes internacionales del derecho de la guerra recogidas en el convenio de Ginebra, cuyo protocolo adicional de 1977 puedes descargar completo en un enlace que hay al final de este artículo.

Por supuesto, todo este tipo de argumentaciones basadas en textos legales o referidas a hechos ciertos, no van a servir para hacer cambiar de opinión a los pro palestinos que ya han decidido que Israel es el malo de la película. Es curioso observar como en este asunto coincide la izquierda española con la extrema derecha conservadora musulmana, porque no hay que olvidar que los integristas musulmanes que apoyan al grupo terrorista Hamás tienen posiciones ultraderechistas en todos los temas esenciales que vertebran a la sociedad: familia, derechos de las mujeres, libertad individual, religión, homosexualidad, etc.

Y aunque yo sé que todo esto no va a servir de nada para acercar a la realidad a los progres, por lo menos si quiero que sepas que los lectores inteligentes como tú tenéis en Internet fuentes donde obtener información para poder elaborar una opinión propia sin depender del ruido que predomina en las redes sociales o de la información manipulada que circula en los medios de comunicación oficiales.

Haz clic aquí para descargarte el texto completo del protocolo adicional de 1977 al Convenio de Ginebra.

Últimos posts

Artículo anterior
Artículo siguiente

6 COMENTARIOS

  1. Está bien que dediques tu tiempo y tu esfuerzo a explicar lo que son los crímenes de guerra pero no va a servir para convencer a los descerebrados que justifican y dan palmas como focas a todo lo que les dicen sus jefes políticos.

    Está en la naturaleza del progre pensar que los políticos, actores, escritores y demás guías ideológicos actúan inspirados por una luz celestial que solo le señala el camino del bien. Los demás, por supuesto, somos malvados y odiamos a todo el mundo, unos fachas, ya sabes.

    • Bueno… esto también va dirigido a quienes no son progres, para que entiendan lo de los crímenes de guerra desde el punto de vista jurídico que no todo el mundo tiene por qué saber de leyes pero si luego te ves discutiendo con un progre viene bien tener argumentos para reducirlo a cenizas. 😀

  2. Es curioso eso que dice si nunca me había planteado llamarles de esa manera pero es verdad que los planteamientos de los integristas musulmanes coinciden totalmente con la extrema ultraderecha más rancia.

    Son homófobos, transfobos, maltratan a las mujeres, desprecian la libertad individual, aprecian la violencia y el castigo físico, etc etc.

    A partir de ahora les voy a llamar ultraderecha musulmana yo también.

  3. No tengo yo claro que nadie respete ninguna ley en la guerra. Cuando tu enemigo viene hacia ti fusil en mano, no creo yo que te dé tiempo a plantearte si es legítimo o no hacer tal o cual cosa.

    Harás lo que sea. Es morir o matar.

    • Hombre claro, en esa situación es extrema se hace lo primero que viene a la cabeza, se deja uno llevar por el instinto.
      El asunto no se refiere a los momentos de máximo estrés en combate sino a cuando se planean las operaciones y cuando los políticos deciden cuáles son los objetivos y los jefes militares ordenan a las tropas hacer tal o cual cosa, a entrar en uno u otro pueblo y ocupar este o aquél edificio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos más vistos

Horóscopo diario
Menú diario