7.1 C
Granada
jueves, 25 abril 2024

La Voyager 2 se desconecta

Ciencia y tecnologíaLa Voyager 2 se desconecta

La NASA escucha el “latido del corazón” de la Voyager 2 mientras intenta reconectar con la sonda espacial que ahora está fuera de control

La NASA ha recibido una señal de la nave espacial Voyager 2, con la que perdió el contacto accidentalmente el 21 de julio.

Las comunicaciones con la famosa nave, que fue lanzada en 1977 y se encuentra actualmente a unos 19.900 millones de kilómetros de la Tierra, se cortaron después de que la NASA le enviara “inadvertidamente” un comando que hizo que su antena apuntara a 2 grados de la Tierra.

Esto significa que la Voyager 2 es aparentemente incapaz de recibir órdenes o transmitir datos a los controladores de la misión en la Tierra. O sea, que alguien pulsó el botón equivocado y puede que haya acabado la misión de golpe y porrazo.

La NASA declaró esta semana que el contacto debería restablecerse en octubre, cuando la Voyager 2 se reoriente como parte de una maniobra regular. Pero ahora hay esperanzas de que el enlace de comunicación pueda restablecerse mucho antes.

La agencia espacial reveló el martes que, durante su exploración periódica del cielo, su Red de Espacio Profundo logró recibir una señal -descrita como “un poco como oír el latido del corazón de la nave espacial'”- de la Voyager 2, confirmando que la nave espacial sigue emitiendo como se esperaba.

Los ingenieros están planeando enviar una orden a la Voyager 2 para intentar que dirija la antena de nuevo hacia la Tierra. “Si eso no funciona, tendremos que esperar hasta octubre, cuando el software de a bordo de la nave espacial le diga automáticamente que se reapunte hacia la Tierra”, dijo la NASA.

Suzanne Dodd, directora del proyecto Voyager, comentó la situación: “Recurrimos a la ayuda de los grupos [Deep Space Network] y Radio Science para ver si podíamos oír una señal de la Voyager 2. Y fue un éxito en el sentido de que escuchamos la señal de la Voyager 2 en el espacio. El resultado fue positivo, ya que pudimos oír la señal del “latido del corazón” de la nave. Por tanto, sabemos que la nave está viva y operativa. Esto nos animó”.

La Voyager 2 lleva 46 años alejándose de la Tierra. En 1998, los ingenieros desconectaron los instrumentos no esenciales de la nave para ahorrar energía. Se cree que se podrán recibir datos de al menos algunos de los instrumentos que aún funcionan hasta 2025, aunque esto depende, por supuesto, de la reanudación de las comunicaciones regulares.

La Voyager 2 se lanzó unos meses antes que la Voyager 1, que sigue operativa y en contacto con la NASA. Ambas naves espaciales están explorando donde nada desde la Tierra ha volado antes.

En agosto de 2012, la Voyager 1 hizo historia al adentrarse en el espacio interestelar, seguida de la Voyager 2 en noviembre de 2018.

La misión principal se centró en la exploración de Júpiter y Saturno. La Voyager 2 pasó a observar de cerca Urano y Neptuno y es la única nave espacial que ha visitado estos planetas exteriores. Ahora se dispone a explorar los confines del Sol, e incluso más allá. Sólo esperamos que vuelva a conectar con la Tierra para que nos envíe sus descubrimientos.

Los discos de oro de las Voyager

Las dos sondas Voyager llevan un mensaje de la Humanidad hacia lo desconocido en un intento por comunicarse con posibles civilizaciones extraterrestres.

La idea de enviar un mensaje al espacio interestelar se materializó gracias al trabajo de la Comisión del Disco de Oro, presidida por el astrónomo Carl Sagan. La misión de esta comisión era seleccionar una variedad de sonidos e imágenes que pudieran representar a la humanidad y la Tierra en su conjunto. La selección fue un desafío, pues se buscaba elegir contenido que transmitiera nuestro conocimiento, cultura, ciencia y emociones en un formato que pudiera ser comprendido universalmente.

Finalmente, se decidió crear un disco de oro con información codificada en él. El disco era de cobre bañado en oro, diseñado para resistir condiciones extremas y mantener su integridad durante mil millones de años. La elección del oro también servía como un símbolo de la riqueza y la belleza de la Tierra.

El disco de oro contenía una variedad de elementos multimedia que buscaban representar la diversidad de la vida y la cultura en nuestro planeta. Algunos de los contenidos incluidos fueron:

  • Saludos en 55 idiomas: Se incluyeron saludos en diferentes idiomas para mostrar la riqueza lingüística de la humanidad.
  • Música de diferentes culturas: Una selección de piezas musicales de diferentes culturas y géneros musicales, incluyendo obras clásicas de Bach y Beethoven, música folclórica, música de la India, y mucho más.
  • Sonidos de la Tierra: Desde el canto de ballenas hasta el llanto de un bebé, se incluyeron diversos sonidos naturales y cotidianos.
  • Imágenes y dibujos: Una selección de imágenes que representaban la vida en la Tierra, el sistema solar y nuestra ubicación en la Vía Láctea.
  • Información científica: Se proporcionó un conjunto de símbolos e información científica para que las civilizaciones inteligentes puedan entender nuestra comprensión del universo y la estructura del ADN humano.

Estos discos de oro representan un esfuerzo extraordinario de la humanidad por explorar y comprender el universo, y también reflejan nuestra curiosidad y nuestra pasión por la búsqueda del conocimiento. Además, los discos de la Voyager simbolizan nuestra conexión y pertenencia a un cosmos vasto y misterioso, del cual apenas hemos arañado la superficie de su comprensión.

Aunque las posibilidades de que las sondas Voyager sean encontradas por seres extraterrestres son extremadamente remotas, su legado ha tenido un impacto significativo en la cultura popular. Las imágenes y sonidos grabados en el disco de oro han sido presentados en películas, programas de televisión, documentales y hasta en piezas musicales.

La famosa serie de televisión “Star Trek: The Next Generation” presentó un episodio titulado “The Inner Light” en el cual la tripulación de la nave espacial Enterprise encuentra un disco similar al de la Voyager, que contiene la cultura de un mundo que ya ha desaparecido.

Últimos posts

Artículo anterior
Artículo siguiente

2 COMENTARIOS

  1. Creo que se os ha olvidado un detalle muy importante en el artículo y es que las sondas Voyager tienen un mecanismo a prueba de tontos por el que cada cierto tiempo se reorientan hacia la Tierra y piden instrucciones independientemente de que algún ceporro las haya puesto mirando para Betelgeuse.

    En la NASA son muy listos pero saben que hasta el mejor escribano echa un borrón.

    • Bueno… sí lo dice aunque no tan claro como tú lo comentas.

      En cuanto a lo de que la gente de la NASA son muy listos, no me cabe ninguna duda: la agencia espacial americana está a años luz de cualquier otro organización similar en el mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos más vistos

Horóscopo diario
Menú diario