7.1 C
Granada
jueves, 25 abril 2024

Gen de la longevidad

Ciencia y tecnologíaGen de la longevidad

El gen de la longevidad de la rata topo desnuda prolonga la vida de los ratones

Investigadores de la Universidad de Rochester han transferido con éxito un gen de la longevidad de ratas topo desnudas a ratones, lo que ha mejorado su salud y prolongado su vida.

Las ratas topo desnudas, conocidas por su larga esperanza de vida y su excepcional resistencia a las enfermedades relacionadas con la edad, han captado desde hace tiempo la atención de la comunidad científica. Al introducir en ratones un gen de la rata topo desnuda responsable de mejorar la reparación y protección celular, los investigadores de Rochester han abierto interesantes posibilidades para desentrañar los secretos del envejecimiento y prolongar la vida humana.

Vera Gorbunova, catedrática Doris Johns Cherry de biología y medicina en Rochester, afirma que “nuestro estudio constituye una prueba de principio de que los mecanismos de longevidad únicos que evolucionaron en especies de mamíferos longevos pueden exportarse para mejorar la esperanza de vida de otros mamíferos”. Gorbunova, junto con Andrei Seluanov, catedrático de biología, y sus colegas, informan en un estudio publicado en Nature de que transfirieron con éxito un gen responsable de fabricar ácido hialurónico de alto peso molecular (HMW-HA) de una rata topo desnuda a ratones. El resultado fue una mejora de la salud y un aumento aproximado del 4,4 por ciento de la esperanza media de vida de los ratones.

Un mecanismo único de resistencia al cáncer

Las ratas topo desnudas son roedores del tamaño de un ratón con una longevidad excepcional para roedores de su tamaño; pueden vivir hasta 41 años, casi diez veces más que roedores de tamaño similar. A diferencia de muchas otras especies, las ratas topo desnudas no suelen contraer enfermedades -entre ellas neurodegeneración, enfermedades cardiovasculares, artritis y cáncer- a medida que envejecen. Gorbunova y Seluanov han dedicado décadas de investigación a comprender los mecanismos únicos que utilizan las ratas topo desnudas para protegerse del envejecimiento y las enfermedades.

Los investigadores descubrieron anteriormente que el HMW-HA es uno de los mecanismos responsables de la inusual resistencia al cáncer de las ratas topo desnudas. En comparación con los ratones y los humanos, las ratas topo desnudas tienen unas diez veces más HMW-HA en su organismo. Cuando los investigadores eliminaron el HMW-HA de las células de la rata topo desnuda, éstas eran más propensas a formar tumores.

Gorbunova, Seluanov y sus colegas querían comprobar si los efectos positivos del HMW-HA podían reproducirse también en otros animales.

Transferencia de un gen que produce HMW-HA

El equipo modificó genéticamente un modelo de ratón para producir la versión de rata topo desnuda del gen hialuronano sintasa 2, que es el gen responsable de fabricar una proteína que produce HMW-HA. Aunque todos los mamíferos tienen el gen de la hialuronano sintasa 2, la versión de la rata topo desnuda parece estar potenciada para impulsar una expresión genética más fuerte.

Los investigadores descubrieron que los ratones que tenían la versión del gen de la rata topo desnuda estaban mejor protegidos contra los tumores espontáneos y el cáncer de piel inducido químicamente. Los ratones también tenían mejor salud en general y vivían más tiempo que los ratones normales. A medida que envejecían, los ratones con la versión del gen de la rata topo desnuda presentaban menos inflamación en distintas partes del cuerpo -la inflamación es un sello distintivo del envejecimiento- y mantenían un intestino más sano.

Aunque se necesita más investigación para saber exactamente por qué el HMW-HA tiene estos efectos beneficiosos, los investigadores creen que se debe a la capacidad del HMW-HA para regular directamente el sistema inmunitario.

¿Una fuente de juventud para los humanos?

Los hallazgos abren nuevas posibilidades para explorar cómo el HMW-HA podría utilizarse también para mejorar la esperanza de vida y reducir las enfermedades relacionadas con la inflamación en humanos.

Gorbunova explica que “desde que descubrimos el HMW-HA en la rata topo desnuda hasta que demostramos que el HMW-HA mejora la salud de los ratones han pasado diez años. Nuestro próximo objetivo es trasladar este beneficio a los humanos”. Creen que pueden lograrlo por dos vías: frenando la degradación del HMW-HA o potenciando su síntesis.

Por su parte, Seluanov aclara que “ya hemos identificado moléculas que ralentizan la degradación del hialuronano y las estamos probando en ensayos preclínicos. Esperamos que nuestros hallazgos proporcionen el primer ejemplo, pero no el último, de cómo las adaptaciones a la longevidad de una especie longeva pueden adaptarse para beneficiar la longevidad y la salud humanas”.

Últimos posts

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos más vistos

Horóscopo diario
Menú diario