11.1 C
Granada
jueves, 22 febrero 2024

Coches y privacidad ¡menudo desastre!

Ciencia y tecnologíaCoches y privacidad ¡menudo desastre!

La industria del automóvil está atravesando una revolución tecnológica. Los coches  eléctricos están en aumento y al mismo tiempo los fabricantes están impulsando tecnologías de conducción autónoma, aunque todavía estamos lejos de tener vehículos completamente autónomos. Sin embargo, hay otros aspectos sobre los automóviles que también están cambiando: el hecho de que se están volviendo cada vez más conectados y controlados por ordenador. Y, con todos los datos que los automóviles pueden recopilar, la privacidad debería ser cada vez más importante pero resulta que los automóviles no es que no sean muy respetuosos con tu privacidad, es que se la pasan por el arco del triunfo.

Según un nuevo informe de Mozilla, todas las marcas de automóviles tienen graves problemas de respeto a la privacidad de sus clientes; tanto es así que Mozilla calificó a los automóviles como «la peor categoría oficial de productos en términos de privacidad». Esto está por debajo de categorías de productos conocidas por su falta de conciencia de la privacidad, como las aplicaciones de salud mental y los juguetes sexuales. Hazte una idea.

Existen numerosas razones por las cuales los automóviles son tan deficientes en el manejo de tu privacidad. En primer lugar, según el informe, simplemente recopilan demasiados datos y el informe destaca que todas las marcas de automóviles lo hacen. Estos datos pueden variar desde cómo los usuarios interactúan con su automóvil hasta información de servicios de terceros como Google Maps. Si tienen una aplicación complementaria, los automóviles incluso pueden recopilar datos de tu teléfono. Los Tesla graban vídeos con sus múltiples cámaras, también las del interior del vehículo, y los envían constantemente a la compañía sin que el usuario se entere.

Una vez que han recopilado esos datos, no son muy cuidadosos con ellos. De hecho, el 84% de las marcas de automóviles comparten tus datos personales y el 76% los vende sin disimulo. Les importa todo tres pepinos.

Pero todavía la peor parte es que, a diferencia de dispositivos como los televisores, no hay forma de que el usuario pueda optar por no participar en estas violaciones de la privacidad. El noventa y dos por ciento de las marcas de automóviles no brindan al usuario control sobre sus datos y solo dos marcas otorgan a los usuarios el derecho a eliminar sus datos.
El caso de Tesla es paradigmático: puedes optar por desconectar tu coche pero ya te avisan ellos de que si lo haces, puedes dejarlo inservible y ellos se lavan las manos.

La conclusión del estudio es que ninguna compañía automotriz cumplió con los Estándares Mínimos de Seguridad de Mozilla, que incluyen aspectos básicos como la encriptación de datos.

Quizás el aspecto más interesante del estudio fue qué compañías automotrices son las peores en este sentido. Uno podría asumir que las nuevas marcas centradas en la tecnología serían al menos mejores en el manejo de la privacidad del usuario, pero, contrariamente, Tesla fue la peor infractora. Los automóviles Tesla representaron el segundo producto en la historia de todos estos análisis en fallar en todas y cada una de las categorías del estudio de Mozilla, lo que significa que los automóviles Tesla recopilan datos de usuario sin darle al usuario control y no logran asegurar esos datos. Esto a pesar de que Tesla ha firmado una lista de Principios de Protección al Consumidor pero pasa de ellos olímpicamente.

A pesar de lo malo que es Tesla, el segundo peor fue posiblemente aún más inquietante. Nissan se ganó el segundo peor lugar en algunas de sus categorías de recopilación de datos, que incluyen la «actividad sexual» del usuario. Kia también recopila información sobre la «vida sexual» del usuario, y seis compañías automotrices recopilan información «genética» de los usuarios. Que me lo expliquen, por favor.

Realmente hay muy pocas soluciones para este problema. Mozilla dice en su informe que el consejo que puede dar a los clientes para proteger su privacidad es como un grano de arena en un desierto. En otras industrias, simplemente puedes gastarte tu dinero en compañías que tengan buenas prácticas de datos. Si no te gusta el hecho de que el modelo de negocio de Google gira en torno a la recopilación de datos del usuario, simplemente puedes comprarte un iPhone pero en elmundo del automóvil no existe esa opción. Si bien algunos fabricantes parecen menos malos que otros, todos son terribles invadiendo tu privacidad.

Entonces, si no podemos votar con nuestros bolsillos, ¿qué se puede hacer? Las compañías automotrices no son negligentes, son codiciosas. Aquellas que venden tus datos están ganando dinero contigo durante años aunque ya hayas pagado por tu coche y es poco probable que cierren esa fuente de ingresos solo basándose en un informe o en una petición firmada por unos cuantos miles de internautas.

Necesitamos una mejor legislación, no solo en torno a la recopilación de datos, sino también en torno a la venta de datos de usuario. Los fabricantes deberían estar sujetas a un estándar de protección de datos y si filtran o si los datos son hackeados debido a su negligencia, deberían enfrentar multas tan serias como cualquier compañía online. Mientras tanto, hacer todo el ruido posible y ejercer presión sobre los legisladores puede ser la única opción para evitar que las compañías automotrices rastreen cada uno de nuestros movimientos en los automóviles que nos vendieron.

Últimos posts

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos más vistos

Horóscopo diario
Menú diario