26 C
Granada
martes, 23 julio 2024

La ecofriendly Google dispara sus emisiones de CO2

Ciencia y tecnologíaLa ecofriendly Google dispara sus emisiones de CO2

Google, el gigante tecnológico que parece dominar todos los aspectos de nuestras vidas digitales, no deja de sorprendernos con sus constantes declaraciones de compromiso con el medio ambiente, la inclusividad y todo lo chupiguay que el mundo woke propone para… no se sabe qué. Sin embargo, cuando rascamos un poco la superficie de sus alegatos ecofriendly, nos encontramos con una realidad bastante diferente. En su Informe Ambiental de 2024, Google revela que sus emisiones de gases de efecto invernadero se dispararon casi un 50% en los últimos cinco años. ¿La razón? Los centros de datos necesarios para alimentar su cada vez más ambiciosa inteligencia artificial.

La ironía es palpable. En una época en la que la sostenibilidad y el respeto por el medio ambiente son banderas que todas las empresas quieren ondear, Google nos muestra la clásica contradicción entre el discurso y la práctica. El aumento en las emisiones se debe, principalmente, a los esfuerzos de la compañía por desarrollar y expandir sus capacidades de inteligencia artificial. Utilizar funciones de IA y entrenar estos modelos requiere cantidades ingentes de energía. Investigadores de la startup de IA Hugging Face y la Universidad Carnegie Mellon encontraron que generar una sola imagen utilizando inteligencia artificial puede consumir tanta energía como cargar un smartphone.

Google, como muchas otras grandes empresas tecnológicas, se sube a la ola de la inteligencia artificial con proyectos como Gemini y herramientas generativas que prometen revolucionar la forma en que interactuamos con la tecnología. Añaden más de 100 idiomas a sus servicios de traducción y, según rumores, desarrollan chatbots de IA que pretenden cambiar nuestras interacciones digitales. Pero todo este progreso tiene un costo ambiental que no se puede ignorar.

El informe ambiental de Google menciona que la empresa espera que sus emisiones totales de gases de efecto invernadero aumenten “antes de volver a reorientarnos hacia nuestro objetivo de reducción absoluta de emisiones”, sin detallar qué causará esta supuesta disminución. Aquí es donde radica otra capa de hipocresía: prometer un futuro más verde sin ofrecer una hoja de ruta clara para llegar allí.

Es una dinámica que vemos repetidamente en el sector tecnológico. Empresas que se presentan como campeonas de la sostenibilidad mientras sus operaciones diarias cuentan una historia diferente. Google no es una excepción. Aunque pregona su intención de ser neutral en carbono para 2030, las acciones actuales y los datos presentes muestran un camino plagado de contradicciones.

Este comportamiento no es exclusivo de Google. Refleja una tendencia más amplia en la industria, donde el crecimiento y la innovación se priorizan sobre la responsabilidad ambiental. La expansión de las infraestructuras necesarias para soportar nuevas tecnologías como la IA y el machine learning conduce a un aumento en las emisiones, que a menudo se disfraza con promesas de sostenibilidad a largo plazo.

Al final del día, lo que vemos es un patrón donde las empresas tecnológicas utilizan el marketing verde para ganar puntos con el público y los inversores, mientras que sus operaciones siguen contribuyendo significativamente a la crisis climática. En un mundo donde el relato importa tanto como las acciones, es crucial mirar más allá de los discursos cuidadosamente elaborados y examinar las verdaderas prácticas de estas corporaciones.

La narrativa de Google sobre su compromiso ambiental es, en muchos aspectos, una fachada diseñada para desviar la atención de sus impactos negativos. Mientras continúan expandiéndose y desarrollando tecnologías que demandan cada vez más energía, sus emisiones siguen en ascenso. Y así, nos queda la tarea de cuestionar y exigir más transparencia y verdaderas acciones ecológicas de estas empresas que, al final del día, tienen una responsabilidad significativa en la preservación de nuestro planeta.

Cuando te vengan a decir que cortes el agua en la ducha mientras te enjabonas para salvar el planeta, recuérdales que mientras tanto, Alphabet, la empresa matriz de Google, anunció un crecimiento impresionante en su beneficio neto para el año 2023, alcanzando los 73.795 millones de dólares, lo que representa un aumento del 23% en comparación con el año anterior y aumento un 50% de emisiones de CO2, que se vayan a protestar a Palo Alto.

Últimos posts

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos más vistos

Horóscopo diario
Menú diario