16.4 C
Granada
sábado, 25 mayo 2024

Apple TV negocia con la FIFA el streaming del Mundial de Clubs

DeportesApple TV negocia con la FIFA el streaming del Mundial de Clubs

Apple ha revelado que están en plena negociación con la FIFA para obtener los derechos de streaming del próximo Campeonato del Mundo de Clubes 2025. Este acuerdo no sólo reconfigura las transmisiones deportivas, sino que también resalta la evolución continua de la interacción entre las grandes corporaciones tecnológicas y el universo del deporte profesional.

Desde hace varios años, Apple ha mostrado un interés creciente en expandir su catálogo de contenido para Apple TV+, su plataforma de streaming. La inclusión de eventos deportivos en vivo podría ser una jugada estratégica para aumentar su base de suscriptores, proporcionando un valor añadido que diferencie a Apple TV+ de otros competidores como Netflix, Amazon Prime Video y Disney+ ya que hasta ahora no ha podido competir mediante la creación de contenidos propios. Por otro lado, la FIFA ha estado explorando maneras de maximizar el alcance y la monetización de sus torneos,y la transmisión a través de plataformas digitales se presenta como una opción cada vez más viable y lucrativa.

El acuerdo entre Apple y la FIFA por los derechos de streaming podría implicar cifras astronómicas. La FIFA, conocida por capitalizar al máximo sus eventos, eso que antes se llamaba ser unos peseteros, podría estar buscando establecer un nuevo precedente en cuanto a derechos de transmisión digital se refiere. Apple, con unos bolsillos llenos de billetes disponibles para inversiones, podría considerar esta oportunidad como una inversión a largo plazo que no solo podría aumentar el número de suscriptores, sino también reforzar su imagen de marca como un jugador clave en el entretenimiento digital y deportivo, ya que hasta ahora está muy lejos no ya de Netflix, el líder induscutible, sino de las otras plataformas que la siguen en el ranking.

Una de las promesas de Apple en sus productos y servicios es la calidad y la innovación. La transmisión de un evento tan importante como el Campeonato del Mundo de Clubes requeriría estándares técnicos de alta calidad, incluyendo resoluciones de video 4K o superior y una transmisión robusta capaz de manejar millones de espectadores simultáneos globalmente. Además, Apple podría integrar esta experiencia de visualización con sus otros productos y servicios, como Apple Watch para notificaciones en tiempo real y Siri (o lo que sea que esté preparando Apple en materia de inteligencia artificial, que esa es otra) para proporcionar estadísticas e información interactiva durante los partidos.

Para los aficionados, la accesibilidad a los partidos a través de dispositivos Apple podría significar una mayor facilidad y comodidad para disfrutar de los partidos, especialmente en regiones donde la transmisión televisiva tradicional no es accesible.

Sin embargo, este movimiento también podría plantear cuestiones sobre la exclusividad y la posible limitación del acceso a los juegos para quienes no son usuarios de dispositivos Apple o suscriptores de Apple TV+. ¿Podría ahora vender para España el streaming que ya ha comprado otra televisión en streaming? ¿Pagaría lo mismo una cadena generalista por un campeonato si sabe que el 15% de usuarios que tiene Apple en el móvil puede acceder a ese streaming?

Por otro lado, este tipo de acuerdos podría presionar a otras compañías de tecnología y plataformas de streaming para buscar acuerdos similares, lo que podría llevar a una mayor competencia y potencialmente a mejores ofertas para los consumidores. A su vez, podría presionar a las organizaciones deportivas tradicionales y a las redes de televisión a innovar y adaptarse a un panorama mediático que está cambiando rápidamente. Ya veremos en qué acaba todo esto, aunque  a mí me parece que por ahora no están las cosas lo suficientemente maduras y tendrán que negociar para futuros eventos pero ya contemplando la posibilidad de exclusivas.

La transformación del fútbol televisado

El fútbol, el deporte más popular del mundo, ha experimentado una notable transformación en la manera en que es transmitido y consumido, desde su distribución gratuita en los medios tradicionales hace medio siglo hasta el modelo predominantemente de pago que caracteriza su visualización hoy día. Este cambio refleja no solo una evolución tecnológica sino también un cambio en las estrategias comerciales y en el valor económico atribuido al contenido deportivo.

Hasta los años 70, la mayoría de los partidos de fútbol se transmitían en televisión abierta. En esa época, los derechos de transmisión no eran vistos como una fuente significativa de ingresos por los clubes o las federaciones. Los partidos eran accesibles sin costo alguno para el espectador, excepto por el pago de su licencia de televisión en algunos países. Esto permitía que cualquier persona con acceso a un televisor pudiera disfrutar de los juegos, fomentando una amplia base de aficionados y garantizando altas audiencias durante los eventos importantes.

La llegada de la televisión de pago

A medida que el fútbol se volvió más popular globalmente, los operadores de televisión comenzaron a darse cuenta del potencial de los derechos televisivos como una fuente lucrativa de ingresos. Durante los años 80 y 90, el cambio hacia la televisión de pago empezó a tomar forma. En Europa, por ejemplo, la creación de la Premier League en 1992 fue un momento decisivo. Los clubes negociaron colectivamente los derechos de transmisión para asegurar acuerdos más lucrativos, lo que resultó en contratos multimillonarios que transformaron el panorama financiero del fútbol inglés y, por extensión, global.

La globalización del fútbol durante los años 90 y principios del 2000 coincidió con avances en la tecnología de transmisión. La llegada de la televisión satelital y por cable permitió a los aficionados seguir ligas y torneos de todo el mundo, no solo los locales. Sin embargo, esta expansión también significó que los aficionados tenían que suscribirse a servicios específicos y a menudo bastante caros para seguir a sus equipos favoritos, un cambio significativo respecto a la era de la televisión abierta.

La era de internet y el streaming

Con el auge de internet y más tarde, la proliferación de dispositivos móviles, surgieron nuevas plataformas de streaming. Estos servicios digitales han comenzado a adquirir derechos de transmisión, añadiendo otra capa de costo para los consumidores pero también ofreciendo nuevas formas de acceso al contenido deportivo. Plataformas como DAZN, Amazon Prime Video y recientemente empresas como Apple y Facebook, han entrado en el mercado de los derechos deportivos, fragmentando aún más el acceso y obligando a los aficionados a suscribirse a múltiples servicios para cubrir todas sus necesidades de visualización.

Hoy en día, los derechos del fútbol están altamente comercializados, con equipos y ligas gestionando sus derechos de transmisión como una de sus principales fuentes de ingresos. Esto ha llevado a una situación donde los aficionados deben pagar precios cada vez más altos para seguir a sus equipos. Este modelo ha generado debates sobre la accesibilidad y la equidad en el acceso al deporte, con críticas que apuntan a que se está alejando de sus raíces como un deporte del pueblo.

Mirando hacia el futuro, es probable que la tecnología continúe desempeñando un papel clave en cómo se consumen los deportes. La realidad aumentada, la realidad virtual y otras innovaciones podrían ofrecer nuevas formas de experiencia del fútbol que podrían justificar o mitigar el costo de los servicios de transmisión. Sin embargo, permanece la cuestión de si el fútbol debería volver a ser más accesible para preservar su universalidad y conexión con la base de aficionados global.

Y con todo este magma tecnológico avanzando imparable no puede dejarse al lado una pregunta clave ¿qué papel tienen en todo esto los aficionados que van al campo a ver un espectáculo? ¿Ellos no cuentan? ¿Son sólo atrezzo?

Últimos posts

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos más vistos

Horóscopo diario
Menú diario