25 C
Granada
lunes, 22 julio 2024

Empieza la oleada de quiebras empresariales

EspañaEmpieza la oleada de quiebras empresariales

Los que pensaban que gastar dinero a mansalva no tendría consecuencias o quienes defendían que subir el salario mínimo solo podía favorecer el empleo jamás tuvieron en cuenta que las medidas económicas de política económica tienen un efecto a largo plazo y si se legisla abiertamente contra las empresas imponiéndoles cargas burocráticas y fiscales de todo tipo y llegará un momento en que el tejido empresarial empezará a resentirse. Es un fenómeno que tarda tiempo en manifestarse pero que una vez en marcha es muy difícil de revertir y requiere medidas dolorosas e impopulares. Lo que estamos viendo ahora con el aumento del número te quiebras empresariales es la consecuencia de las medidas económicas del Gobierno de Pedro Sánchez; lo que vendrá en los próximos meses será todavía peor.

Según los datos proporcionados por el INE, el sector comercial ha caído en picado, con un desesperanzador incremento del 32% en los concursos de acreedores en comparación con el año previo. Con un total de 1.101 concursos, se ha alcanzado la cifra más alta desde 2019, lo que pone en evidencia la ineficacia de las políticas gubernamentales para sostener la salud económica de este crucial sector. Ni siquiera el más optimista de los observadores puede pasar por alto el hecho de que el comercio ha representado el 23,15% de las empresas que se han hundido en la bancarrota el año pasado, un sombrío récord en la era Sánchez.

La distribución ha experimentado una contracción preocupante de sus márgenes. El incremento de los precios, en lugar de mitigar los costos crecientes, ha colapsado aún más la rentabilidad del sector. A pesar de los ataques provenientes del ala de Podemos en el Gobierno, pese a que , las estadísticas respaldadas por el INE confirman que estas declaraciones carecen de fundamento, la patronal Aecoc ha defendido su postura, insistiendo en que son víctimas y no responsables de la inflación. Las mayores dificultades son palpables en el sector de la distribución alimentaria, donde los márgenes, ya de por sí raquíticos, oscilan entre el 2% y el 3%. Este estrecho margen ha llevado a la desaparición de numerosas empresas, especialmente aquellas de menor tamaño que no han podido, con esos márgenes, competir en mercados cuyos precios subían al 8 o 9%.

La construcción no se queda atrás en este sombrío panorama. Con un incremento del 26,2% en el número de concursos de acreedores en comparación con el año anterior, un total de 759 empresas han sido víctimas de la insolvencia. Este sector, que representa el 15,96% de las quiebras totales en España, se ha sumado al comercio para conformar la abrumadora mayoría de las quiebras en el país bajo el liderazgo de Sánchez y sus aliados comunistas.

Además de estos sectores, otros pilares económicos también han sido golpeados implacablemente. La industria y la energía, con 624 concursos de acreedores, y la hostelería, con 543, son ejemplos claros de la amplitud de la crisis económica que el gobierno ha perpetuado. Aunque se pueda destacar una ligera reducción en el número de quiebras en bares, restaurantes y cafeterías con respecto al año 2021, cuando las secuelas del Covid seguían latentes, no se puede obviar que el sector había registrado un récord alarmante de 623 quiebras en el año previo, triplicando las cifras pre-pandémicas de 2019.

Y para no hacer este artículo demasiado pesimista no voy a entrar en analizar la situación y las estadísticas de los trabajadores autónomos coma y esos seres que nunca enferman pero que cada vez son menos numerosos. ¿Tendrá algo que ver con esa reducción el incremento de la cuota de autónomos de la Seguridad Social hasta casi el doble de la que tenían en estos años pasados?

Últimos posts

Artículo anterior
Artículo siguiente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos más vistos

Horóscopo diario
Menú diario