11.1 C
Granada
jueves, 22 febrero 2024

Primera víctima de Luna-25

MundoPrimera víctima de Luna-25

Quiénes estén siguiendo de cerca la guerra de Ucrania estarán al tanto de la profunda decadencia tecnológica de Rusia y de la falta de capital humano y económico para mantener el papel de potencia mundial que tuvo en el siglo pasado.

El más reciente capítulo en una larga serie de incidentes marcados por la extendida corrupción ha sido el desastroso resultado de la misión Luna-25. Esta misión estaba destinada a ser un triunfal retorno de la antigua Unión Soviética a la exploración lunar, recordando los tiempos de Leonid Brézhnev a finales de los años 70 pero ha acabado con la nave espacial estrellándose contra la Luna. Mikhail Marov, un destacado astrónomo ruso y asesor clave para la misión, ahora está hospitalizado después de demandar «transparencia» sobre el fracaso de la misión. Esta demanda insinúa acusaciones de corrupción en la industria espacial rusa, y nuevamente se pone en una posición incómoda a Vladimir Putin.

De acuerdo con un reporte del periódico británico The Sun, Marov sufrió un «deterioro agudo» en su salud luego de que la sonda Luna-25 se estrellara en la superficie lunar. Marov, una figura relevante en la era espacial soviética, había declarado que la misión Luna-25 representaba la culminación de su carrera profesional. Esta misión, que fue ordenada directamente por Putin, marcaba el primer intento de Rusia por visitar la Luna en 47 años. No obstante, la sonda perdió el control y se estrelló en la superficie lunar.

Desde tiempos soviéticos, la tradición rusa ha sido ocultar los fracasos tecnológicos que dañan la imagen del país. Marov, en un intento de cambiar esta tendencia, exigió una investigación transparente para exponer las causas del fracaso de la misión Luna-25. El problema es que en el régimen de Putin ese tipo de disidencias acaban mal y el rebelde acaba siendo suicidado tras caerse sorprendentemente desde la ventana de un tercer piso o en un hospital tras haber ingerido accidentalmente polonio que nadie sabe cómo llegó hasta allí.

A pesar de haber entrado en órbita lunar la semana pasada, la Luna-25 experimentó una «situación de emergencia» no especificada. Originalmente, se planeaba que la sonda orbitara alrededor de la Luna durante cinco días antes de aterrizar en el polo sur lunar, un hito histórico, donde habría investigado la presencia de agua en forma de hielo, crucial para futuros asentamientos. Sin embargo, la sonda perdió el control y Roscosmos confirmó que la Luna-25 se había estrellado irremediablemente en la superficie lunar.

La agencia espacial rusa, Roscosmos, ha enfrentado numerosos desafíos y acusaciones de corrupción a lo largo de las décadas. Según la Planetary Society, una organización dedicada a la exploración espacial con fines científicos, Rusia sufrió 15 problemas graves con sus cohetes entre 2011 y 2016, lo que se tradujo en la destrucción de satélites y naves de carga. Esta serie de incidentes también involucró la destrucción de satélites de observación atmosférica y microsatélites debido a constantes fallos humanos. El historial de problemas técnicos ha erosionado la fiabilidad de las naves Soyuz, que antes se consideraban infalibles, y ha llevado a la NASA a depender más de alternativas como el SpaceX Dragon Crew y el futuro Boeing Starliner.

La falta de innovación y la falta de financiación han llevado a la industria espacial rusa a un declive progresivo. La llegada de SpaceX al escenario global ha abieto la competencia por los contratos aeroespaciales y ha dejado a la industria rusa en aprietos financieros. En contraste, China ha superado a Rusia en inversión anual y ha logrado éxitos notables, desde enviar un rover a Marte hasta desarrollar una nueva estación espacial con tecnología de motores de iones.

La gestión de Dimitri Rogozin, un guardaespaldas de Putin sin ninguna formación tecnológica y que despreciaba profundamente el trabajo de la agencia espacial rusa (uno de esos que suelta constantemente la frase de para que buscar vida inteligente del espacio exterior si es difícil encontrarla en nuestro planeta), quien dirigió Roscosmos desde 2018 hasta 2022, ha sido ampliamente criticada. Su enfoque en proyectos militares y su falta de transparencia han debilitado la agencia pero como es tradicional en el modelo ruso a disparado la cuenta corriente del oligarca y ha dejado un montón de agujeros presupuestarios en la agencia espacial rusa que coinciden exactamente con las mansiones y los yates del político de turno. Aunque fue destituido en 2022, los problemas persistentes en Roscosmos, como el fracaso de Luna-25, demuestran la necesidad urgente de una revisión y reforma profunda en la industria espacial rusa.

Últimos posts

Artículo anterior
Artículo siguiente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos más vistos

Horóscopo diario
Menú diario