24 C
Granada
sábado, 15 junio 2024

Rusia piratea la Corte Penal Internacional

MundoRusia piratea la Corte Penal Internacional

La CPI, con sede en La Haya (Holanda), es el único tribunal permanente para crímenes de guerra y maneja datos extremadamente sensibles sobre algunas de las atrocidades más horribles del mundo.

Según un comunicado publicado ayer por el tribunal, los sistemas informáticos de la Corte Penal Internacional (CPI) fueron pirateados la semana pasada.

El tribunal ha hecho público que sus servicios detectaron “actividad anómala” que afectaba a sus sistemas de información y que se adoptaron “medidas inmediatas” para responder a este incidente de ciberseguridad y mitigar su impacto.

Por el momento, la naturaleza del incidente de ciberseguridad de la semana pasada sigue sin estar clara y aún no se sabe oficialmente si se ha accedido o se ha filtrado algún dato de los sistemas de la CPI pero una fuente ha declarado a la emisora holandesa NOS que se ha capturado un gran número de documentos sensibles aunque la CPI no lo ha confirmado.

El tribunal sólo ha dado a conocer que está investigando el incidente en colaboración con las autoridades holandesas y que “sigue analizando y mitigando el impacto de este incidente”. También añadió que se basará en su trabajo actual para reforzar su marco de ciberseguridad, incluida una mayor adopción de la tecnología en la nube.

Creado en 2002, el tribunal investiga actualmente crímenes contra la humanidad en 17 Estados, entre ellos Ucrania, Uganda, Venezuela y Afganistán. Por ejemplo, en marzo de 2023, la CPI emitió una orden de detención contra el presidente ruso Vladimir Putin en relación con crímenes vinculados a la invasión rusa de Ucrania.

La agencia de inteligencia holandesa ya avisó en su informe anual de 2022 que la CPI era “de interés para Rusia porque está investigando posibles crímenes de guerra rusos en Georgia y Ucrania”.

En agosto de 2023, el fiscal de la CPI, Karim Khan, advirtió de que los ciberataques podrían formar parte de futuras investigaciones de crímenes de guerra y que la propia CPI podría ser vulnerable y debería reforzar sus defensas.

Blanco y en botella

Si has llegado leyendo hasta aquí, me imagino que a estas alturas a ti tampoco te cabrá ninguna duda de que han sido los hackers rusos los que han entrado en los ordenadores de la CPI para borrar todas las pistas posibles en las investigaciones que se están llevando contra Putin y las tropas rusas por los crímenes de guerra cometidos durante la invasión de Ucrania. No se trata solo de borrar los documentos sino de saber qué es exactamente lo que se está investigando para tratar de borrar las pistas de los delitos que queden en los lugares donde se han cometido.

El pirateo de los datos informáticos encaja dentro de la estrategia rusa y habría que plantearse si este tipo de ataques informáticos no son en sí actos de guerra que también deberían ser enjuiciados por el tribunal.

En cualquier caso, aunque el ataque informático haya tenido éxito, está claro que a Vladimir Putin las cosas se le ponen cada vez más complicadas fuera de Rusia. Mientras es posible que dentro de su país conserve una notable popularidad, en el resto del mundo la imagen de Rusia y de su presidente ya no es la que era hace dos años, justo antes de empezar la invasión de Ucrania. Sí por un lado el hecho de la invasión ya resulta atroz a los ojos de todo el mundo, el fracaso militar y las prestaciones ridículas de su armamento han hecho que Rusia deje de parecer un país del primer mundo. Además, las sanciones económicas que le dificultan comercial con Occidente están empobreciendo al pueblo ruso y dejando su economía en manos de China; mal vecino para dejarle las llaves de tu casa.

Últimos posts

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos más vistos

Horóscopo diario
Menú diario