28.5 C
Granada
miércoles, 29 mayo 2024

MQ-25 Stingray, lo que sólo Estados Unidos puede hacer

MundoMQ-25 Stingray, lo que sólo Estados Unidos puede hacer

Boeing acaba de publicar una imagen que muestra como el drone MQ-25 ya está en producción y eso significa que, pese a los retrasos que todo programa realmente innovador conlleva, estará en condiciones de ser operativo para el año 2026, solo ocho años después del inicio del programa.

El MQ-25 nació, como como muchos programas militares, a raíz de un fracaso en otro programa que pretendía crear un drone para misiones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR como se conoce por sus siglas en inglés). A partir de esa cancelación Boeing se embarcó en un concepto absolutamente innovador: un drone que pudiera servir de nodriza para repostar a los cazas que despegan desde los portaaviones de la marina norteamericana.

A diferencia de otros drones que están pensado para la vigilancia o directamente para el combate, este MQ-25 supone un verdadero cambio de concepto porque, en vez de ser un vector de fuerza, funciona como un apoyo a la fuerza y aumentará considerablemente la capacidad de los aviones embarcados en los portaaviones porque, junto a su capacidad de repostaje, añade también capacidades de comunicación y enlace. De este modo una escuadrilla de cazas no solo aumentará el rango de alcance de su misión sino que en todo momento podrán recibir y enviar información hacia el centro de información y combate de su portaaviones con lo cual se multiplican las capacidades y posibilidades que ofrecen los aviones tripulados.

Por supuesto, todo esto está pensado para la flota de portaaviones y los aviones embarcados actuales sin dejar de tener en cuenta que la siguiente generación de aviones de combate, la sexta generación, ya está a la vuelta de la esquina y estos drones de repostaje y comunicaciones van a ser extremadamente útiles para desplazar y coordinar a todas esas flotas de drones que auxiliarán a los pilotos de caza.

Aunque parezca absolutamente futurista o casi una película de ciencia ficción, el hecho es que para dentro de cuatro o cinco años un portaaviones estadounidense podrá desplegar una escuadra de drones coordinados por uno de estos MQ-25 y lanzarlos al ataque a cientos de kilómetros del propio portaaviones sin arriesgar la vida de un solo piloto. Estos hace que el éxito de este drone sea tan importante para la use Navy.

El programa avanza a velocidad de crucero y lo que muestra la foto publicada por Boing que encabeza este artículo es la primera unidad de preproducción. Coma una vez terminada el montaje del fuselaje en la factoría dirigiéndose hacia el área de pruebas donde serán testeado su sistemas electrónicos y de propulsión. Una vez supere esas pruebas tendrá que superar las pruebas de estrés y finalmente hacer los primeros tests de vuelo.

Por ahora la US Navy ha pedido 76 unidades del MQ-25 de las que sesenta y nueve serán aviones totalmente operativos y siete más serán para experimentos y desarrollo.

A continuación te pongo un vídeo donde se muestra básicamente en qué consiste el programa y un ejemplo de cómo es capaz de repostar a aviones tripulados por pilotos. Si te parece muy pequeño para ser un avión cisterna, ten en cuenta que al no necesitar pilotos todo la parte de fuselaje que no ocupa el motor y la aviónica, puede estar dedicado a carga.

Como dato curioso, si te fijas en el video en el momento en el que se hace el repostaje te darás cuenta de que el avión pilotado por un humano está constantemente subiendo y bajando tratando de encontrar la posición correcta para hacer el colocar su pértiga en la canasta para empezar el reabastecimiento mientras que el drone se mueve rectilíneamente con una absoluta perfección. Casi sabe pilotar mejor que el propio piloto. 😀

Últimos posts

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos más vistos

Horóscopo diario
Menú diario