28.5 C
Granada
miércoles, 29 mayo 2024

Influencers virtuales: hay gente pató

Ciencia y tecnologíaInfluencers virtuales: hay gente pató

Algún inocente pensó que todo esto de Internet y de la inteligencia artificial iba a abrir una nueva época de conocimiento y que todos tendríamos acceso a una cantidad enorme de datos y de información que nos haría mejores personas y nos daría libertad para tomar decisiones informadas. La realidad, por supuesto, ha elegido otro camino y ahora aparece la última tontería que se pondrá de moda y que ya veremos si se con el tiempo se consolida o se pierde en el olvido como los televisores en 3D que hace unos años nos vendían como lo último de lo último y nos decían que quien no lo comprase se quedaría irremisiblemente atrás.

Pero antes de dar mi opinión sobre estos influencers virtuales me gustaría aclarar a qué me refiero, qué son y cómo funciona.

Un influencer virtual solo es un avatar, un muñequito en la pantalla, al que siguen millones de personas en redes sociales. Para que esto funcione técnicamente te hacen falta varios elementos:

  • Un modelo 3D bastante elaborado y que nos permita a los seres humanos establecer una relación empática con el sujeto que vemos en pantallaNo serviría para este trabajo de influencer virtual el modelo natural de un perro o un robot que todos identificaremos con una máquina, tiene que tener, por decirlo de alguna manera, cierta humanidad.
  • Los movimientos del robot se hacen tomando una imagen de un actor real. A continuación un programa dotado de un sistema experto, eso que ahora se llama inteligencia artificial, extraerá información sobre cada uno de los movimientos del actor, sus gestos y la posición de sus manos, su boca, sus ojos o sus cejas para sustituirlos por el modelo 3D. Sólo así se consigue naturalidad y, al estar producido por software, se puede generar una cantidad considerable de vídeo ya que no hace falta animarlo a mano como antes se hacía con los dibujos animados en 3D.
  • La voz está generada sintéticamente por un ordenador al que se ha entrenado con un modelo y genera por un lado el sonido, lo que nosotros escuchamos, y por otro lado genera la órdenes para mantener la sincronía entre las palabras que se pronuncian y de los labios y la boca del avatar en 3D.

Una vez que ya tenemos el avatar en 3D y sabemos ponerlo en un escenario, lo siguiente que nos hace falta es un equipo de guionistas que le digan al actor que lo va a interpretar, que luego será sustituido por el avatar en 3D, qué es lo que tiene que hacer o que decir. Esta es la fase clave de todo el proceso. Es verdad que técnicamente no es fácil, o no lo era hasta ahora, presentar a un avatar casi humano en en un vídeo pero con este tipo de influencers virtuales ocurre exactamente lo mismo que con los influencers de carne y hueso: todos sabemos que hay miles y miles de aspirantes a influencer en Internet pero solo unos pocos llegan a ser realmente conocidos y todavía muchos menos llegan a eso que se llama la fama y la gloria.

Por supuesto, no hay que olvidar que estamos hablando de un negocio y que para que alguien destaque entre la masa, por muy virtual que sea, hay que invertir una cantidad  considerable de dinero en promoción. Todos estos influencers virtuales son producto de potentes empresas que tienen, por un lado, los recursos tecnológicos para ponerlos en marcha y, por el otro lado, tienen unos bolsillos lo bastante llenos como para gastar cantidades ingentes de dinero en promocionarlos hasta que adquieran cierto volumen de seguidores y a partir de ahí ya será el talento de los guionistas el que consiga hacerlos realmente populares o los arrastre hasta el fango del fracaso.

Las ventajas de estos influencers virtuales en el negocio online son evidentes:

  • Nunca se cansan y no necesitan descansar ni vacaciones
  • Puede haber varias copias del mismo avatar haciendo trabajos simultáneos y podemos tener al mismo tiempo a uno haciendo una entrevista a un cantante famoso y a otra copia presentando un programa de televisión o haciendo una crítica de una novela
  • Pueden hablar varios idiomas con absoluta soltura, tantos como la inteligencia artificial que alimenta ese sistema sea capaz de manejar. Para que te hagas una idea hoy día ChatGPT, de OpenAI, es capaz de desenvolverse correctamente en 95 idiomas así que basta hacer una sola toma y meterla en el ordenador para tener un ciento de programas listos para ser distribuidos globalmente.
  • No envejecen y se puede cambiar su físico a lo que las exigencias de ese momento necesiten. Si un estudio demostrara que la audiencia de tal o cual influencer virtual se ha hecho un poco mayor, se le podrían poner unas arruguitas o se podría hacer que le nacieran unas cuantas canas. También se le podría hacer engordar o adelgazar según la época o según el guión y así podríamos tener perfectamente a una influencia virtual gordita que nos contase como es todo su proceso de adelgazamiento y pudiésemos acompañarla en su programa diario de ejercicios desde casa mientras ella nos aconseja usar tal o cual crema y comer esta o aquélla sopa de bote, que es mejor para adelgazar.
  • No pueden tener un turbio pasado ni cometer errores por una debilidad como emborracharse y meter la pata o estar cansados un día y darle un empujón a un fan. Son personajes inmaculados que harán exactamente lo que sus guionistas les digan que hagan.

Todo esto, claro, también tiene el inconveniente de que todos nos damos cuenta de que estamos mirando a un muñequito de dibujos animados y eso le quita cierta veracidad. Sin embargo, tal y como van avanzando los tiempos, a mí no me cabe ninguna duda de que millones y millones de personas no tendrán ningún reparo en seguir a estos influencers virtuales porque, a fin de cuentas, da lo mismo que te cuente las cosas un personaje de un dibujo animado que un actor de Hollywood al que tampoco conoces y que vive a miles de kilómetros de ti en otro país en el que ni siquiera se habla tú mismo idioma y tú sólo le has oído hablar por el doblaje.

Tal vez el mayor peligro que tengan estos influencers virtuales es que, como pasa en todos los productos que han ido apareciendo en el mundo de la informática y especialmente en los videojuegos, al principio todo es limpio y divertido pero después aparecen los malos. Si al principio los videojuegos consistían en en matar hileras de marcianitos y después conducir un coche de carreras, con el tiempo acabaron apareciendo juegos como GTA 5 en los que gana quien es un delincuente más desalmado. De la misma manera, todos estos influencers virtuales podrían derivar hacia personajes no precisamente modélicos o directamente delictivos y entonces habría que ver de quién es la responsabilidad y quien asume la culpa de lo que podamos ver y oír.

Para terminar, aquí te dejo un vídeo en el que una de estas influencers virtuales hace una entrevista a un cantante para que veas, más o menos, de lo que te estoy hablando. Verás que el personaje se mueve con naturalidad y habla con una soltura que no nos podíamos imaginar hace 10 años que iban a tener los dibujos animados, que es a fin de cuentas, lo que son.

Últimos posts

4 COMENTARIOS

  1. Se te olvidó comentar que además de todo eso muñequitos nuevos, estos influencers virtuales pueden ser copias casi exactas de personas reales con lo cual en un par de años nos encontraremos que en vez de tener a Belén Esteban dando la murga en un único canal de televisión, nos encontraremos 50 copias de Belén Esteban que castigando al personal por todo Internet sin que sepamos si es la propia actriz o un avatar en 3D que no podremos distinguir porque se moverá igual, hablará igual y soltará las mismas saltas de gilipolleces.

    Casi que para eso mejor se podían estar quietos.

  2. Esto no es nuevo. Hace ya años que hay una cantante japonesa virtual que tiene miles de seguidores y ahora no me acuerdo cómo se llama pero seguro que buscando en youtube debe haber un montón de vídeos suyos.

    • Pues sí, a mí también me suena haber visto algo así hace mucho tiempo. Me he puesto a buscar en Youtube y he encontrado el primer video que hay de esa cantante y ya es de hace 12 años punto
      De todos modos esa cantante no es exactamente igual de esto igual que esto de lo que estaba yo hablando porque los influencers… bueno sí la verdad es que es algo parecido y ya lleva mucho tiempo. Me callo.
      El vídeo es este:
      https://www.youtube.com/watch?v=gkKzAm3ZAk0

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos más vistos

Horóscopo diario
Menú diario