16.4 C
Granada
sábado, 25 mayo 2024

Las familias reducen el gasto

EspañaLas familias reducen el gasto

Mientras el Gobierno sigue gastando alegremente dinero prestado sin control por el BCE, las familias tienen que reducir gastos

Las nubes económicas continúan ensombreciendo el panorama español. Los números recientes, revelados por el Ministerio de Hacienda, pintan una imagen desoladora: las ventas diarias en España han caído en picado, desplomándose un alarmante 4% en los primeros días de agosto. Este desastroso declive, el peor desde junio, constituye un segundo golpe en este año y arroja sombra sobre el ya tambaleante panorama económico español.

Las alarmas se disparan ante el escaso desempeño del sector energético y la industria petrolera, que claramente languidecen debido a la falta de una dirección sólida y estratégica por parte del gobierno, más centrado en la persecución de quienes incumplen sus dogmas feminazis que en trabajar por el país. Además, el comercio, el motor esencial de cualquier economía, también ha sufrido un golpe significativo. La pérdida de vitalidad en estos sectores demuestra una carencia flagrante en las políticas gubernamentales que deberían estar promoviendo un ambiente propicio para el crecimiento. Igual aquí vendrían bien los veinte mil millones destinados a pintar bancos morados y a las chochocharlas.

La caída en el consumo interno, piedra angular del desarrollo económico español en tiempos pasados, revela la preocupante ineficacia de las políticas actuales. A pesar de que las exportaciones habían estado sosteniendo tímidamente las cifras, incluso este baluarte se tambalea. Julio marcó el cuarto mes consecutivo de un consumo interno deplorable en comparación con el año previo, y agosto sigue la misma penosa tendencia.

Las alarmas son particularmente ensordecedoras en los sectores de electricidad, industria petrolera y manufacturera, y el comercio. Solamente el sector de la hostelería y el alojamiento hotelero exhiben incrementos notables en sus ingresos, posiblemente debido al espectacular aumento de precios que todos hemos sufrido este verano, mientras que el comercio minorista y mayorista languidece en territorio negativo o en el mejor de los casos, en un estancamiento preocupante. Esto ocurre a pesar de que la inflación general ha escalado y el índice de precios al consumo (IPC) de los alimentos se dispara por encima del 10%.

Los hogares españoles, sintiendo la presión económica, están reduciendo sus gastos en vista de estos datos sombríos, lo que amenaza con convertir agosto en el quinto mes consecutivo de declive en las ventas internas.

No se trata solo de un problema aislado: varios indicadores apuntan hacia un segundo semestre del año que será radicalmente diferente del primero. Aunque el gobierno celebra modestos crecimientos del 0,5% en el primer trimestre y del 0,4% en el segundo, la industria ya se encuentra en recesión y los indicadores de consumo de gas y electricidad caen en picado. Incluso las exportaciones, que anteriormente habían sido la tabla de salvación, empiezan a dar señales de estancamiento desde junio.

Como si esto no fuera suficiente, la situación europea tampoco arroja un rayo de esperanza. Países como Italia y Alemania ya se encuentran en recesión o estancamiento económico, lo que inevitablemente mermará las ventas españolas hacia esos destinos. La misma zona euro languidece en una recesión técnica en estos momentos.

La tendencia alcista en la inflación, que ha persistido durante dos meses, ciertamente no augura nada positivo para el consumo en los próximos meses. Además, esta escalada podría darle alas al Banco Central Europeo (BCE) para incrementar los tipos de interés en el horizonte cercano, lo que resultaría en un obstáculo adicional para el crédito y la inversión.

Y no hay que olvidar que toda esa deuda que Pedro Sánchez está contrayendo alegremente habrá que pagarla antes o después. Y eso va a ser doloroso.

Últimos posts

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos más vistos

Horóscopo diario
Menú diario