28.5 C
Granada
miércoles, 29 mayo 2024

Pescado vegano ¡menuda cara!

EspañaPescado vegano ¡menuda cara!

Las normas de calidad alimentaria suelen ser muy tajantes sobre el etiquetado de los productos: un yogur tiene que ser yogur y no puede ser cualquier producto lácteo más o menos sólido, se conserve fuera o dentro del frigorífico. Ha sido una batalla larga la que ha llevado a que se vayan dictando todas esas normas que permiten a los consumidores saber realmente lo que están consumiendo. Bajo todas esas normas subyace un principio básico por el que lo que contiene el envase debe ser exactamente lo que está escrito en el exterior.

Ahora resulta que en los supermercados y en las tiendas online ha aparecido el pescado o vegano que, por definición, no puede ser pescado pero se etiqueta y se comercializa bajo ese nombre porque en España el pescado goza de una estupenda reputación alimentaria.

Ante esta artimaña todo el sector pesquero (armadores, cofradías, conserveros, acuicultura, etc) se han dirigido al Ministerio de Consumo para que se retire el supuesto pescado de origen vegetal o pescado vegano por un fraude en la etiqueta que confunde al consumidor. Se basan en que este pescado vegano ni es pescado ni aporta a los nutrientes o minerales o los beneficios de los productos pesqueros.

El quid de la cuestión es que este pescado vegetal o vegano ha aparecido muy rápido y gracias a Internet se está comercializando a toda velocidad pero no ha dado tiempo a que exista una norma europea de calidad sobre productos pesqueros porque el producto ha sorprendido a todo el mundo. Sin embargo, el escrito que el sector pesquero en su conjunto ha firmado y presentado ante el Ministerio de Consumo alega que este etiquetado incumple las normas más básicas sobre competencia desleal, etiquetado y presentación de los alimentos. Permitir que se siga vendiendo pescado o vegano como si fuera pescado implicaría que habría que hacer una norma negativa para cada uno de los productos, de manera que hubiera que hacer una norma expresamente prohibiendo el jamón vegano, la tortilla de patatas vegana o la longaniza vegana.

El hecho es que si se mira las etiquetas de una lata de atún y de un supuesto atún vegano
los valores de uno y otro distan considerablemente y por supuesto todos los beneficios que se le atribuyen al pescado ni están ni se les espera en las latas de su sucedáneo vegano.

Sorprende también que estos comerciantes de productos veganos que supuestamente están a favor de un trato más humano hacia los animales, sean los primeros en complicarle la vida a otros humanos comiéndole el mercado usando tácticas tan turbias. Si quieren vender productos veganos, por supuesto, tienen que tener todas las facilidades del mundo pero lo que no se puede permitir es que utilicen artimañas como vender una pasta vegetal y etiquetarlo como atún.

A la inversa es conocida la dificultad que tienen los agricultores para vender sus productos con el etiquetado de productos ecológicos. Cualquier producto agrícola que quiera venderse como ecológico tiene que pasar una cantidad enorme de controles durante su producción y durante su comercialización para garantizar que el consumidor compra exactamente lo que dice el etiquetado.

Igual lo que tendría que hacer el sector pesquero mientras se legisla o no sobre este sucedáneo de pescado es sacar sus propias gamas de pescado vegano a base de pescado real o incluso de harinas de pescado que sería mucho más nutritivo y mucho más barato que los que hay ahora en el mercado porque con la ley en la mano ahora mismo no hay una norma europea de calidad que regule lo que es el pescado vegano así que lo lógico es que en esa jungla se imponga la ley del más fuerte.

Todo esto llevará un tiempo y veremos cómo evoluciona pero ¿te imaginas que alguien se te acerca con un tronco pintado con purpurina en la mano y te ofrece vendértelo carísimo como oro vegetal? ¿Cómo se te quedaría la cara?

Últimos posts

Artículo anterior
Artículo siguiente

2 COMENTARIOS

  1. Tú verás que pronto empiezan a protestar los ecologistas y los veganos y toda esa morraya en cuanto empiece a aparecer por las tiendas un pescado vegano hecho a base de harina de pescado que tampoco seguirá ninguna norma de calidad alimentaria pero quedará bonito y será barato, mucho más barato que este pescado falso que al que llaman atún vegano.

    • Entonces pedirán una norma de calidad alimentaria que sea rigurosísima y que le ponga las cosas realmente difíciles a la industria y seguramente el gobierno, como son ecologistas y veganos y chupi guays, les dará todo lo que pidan. Asín es la vía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos más vistos

Horóscopo diario
Menú diario