10.9 C
Granada
jueves, 20 junio 2024

La inflación se desploma en Argentina

MundoLa inflación se desploma en Argentina

En Argentina, el gobierno de Javier Milei está generando un cambio significativo en la política económica del país, un cambio que se caracteriza por su aproximación firme hacia la estabilización de la economía nacional. Uno de los índices más visibles que muestra el efecto inmediato de las medidas tomadas por el recién nombrado presidente (¡lleva sólo cuatro meses en el cargo!) es la caída de la inflación, que ahora mismo ya es sólo la mitad de la que se encontró cuando llegó al cargo y un tercio de la prevista si se hubiesen mantenido los socialistas en el poder.

De acuerdo con los datos proporcionados por la consultora Econviews, en la tercera semana de abril de 2024, los precios de la canasta básica en los supermercados de Buenos Aires incluso registraron una deflación puntual de -0,3%. Esto marca un cambio drástico comparado con el incremento mensual del 5,5% observado en los alimentos y bebidas, una cifra seis veces inferior a las tasas de inflación con las que arrancó el gobierno liberal.

Los precios mayoristas, otro indicador clave, experimentaron en marzo de 2024 un aumento de sólo el 5,4%, lo que representa un descenso del 50% con respecto al mes anterior y está muy por debajo del 54% que heredó Milei en diciembre de 2023. Esta bajada de precios (o reducción del aumento, hablando con propiedad) es una señal clara de la eficacia de las políticas de ajuste tomadas hasta ahora y de la reducción de la inflación general.

Desde su llegada al poder, Milei ha impulsado una serie de reformas orientadas a realinear las tarifas de servicios esenciales como la energía y el transporte con los costes reales de producción, alejándose así de las políticas de subsidios excesivos que predominaron en administraciones anteriores.

Bajo gobiernos previos, como los de Cristina Fernández de Kirchner y Mauricio Macri, las tarifas de servicios públicos cubrían apenas un porcentaje del costo real, lo cual contribuía a una inflación contenida pero artificial. Por ejemplo, durante el gobierno de Fernández, las tarifas llegaron a reflejar menos del 40% de los costes reales, una situación que se intentó corregir parcialmente durante la presidencia de Macri, alcanzando un cobertura del 65%. Sin embargo, las medidas no fueron suficientes para evitar el deterioro económico a largo plazo.

Desde la asunción de Milei, las tarifas han comenzado a ajustarse a niveles que ya reflejan más de un 60% de los costos reales (y subiendo), lo que ha generado una reducción notable en el déficit público y ha permitido una gestión más transparente del gasto fiscal.

En cuanto a la política fiscal, Milei ha logrado una reducción de la base monetaria a niveles que no se veían desde hace más de dos décadas. La reducción ha sido tan significativa que la base monetaria ajustada por inflación ha caído en un 40% real, lo que ha contribuido directamente a la desaceleración de la inflación.

Este conjunto de políticas también ha tenido un impacto notable en la percepción pública y la confianza del mercado. Las encuestas de opinión revelan un optimismo creciente con niveles que no se observaban desde hace ocho años y el riesgo país (la prima de riesgo) ha disminuido drásticamente, pasando de casi 2.000 puntos básicos a poco más de 1.200 en solo cinco meses.

El mensaje de Milei y su equipo económico es claro: no van a retroceder en sus políticas de ajuste, independientemente de las presiones políticas. Esta determinación parece estar dando sus frutos, alineando las expectativas económicas con una visión más sostenible y realista. Los resultados hasta ahora sugieren que Argentina podría estar en camino hacia una recuperación económica más estable y duradera, lo cual no solo mejorará la economía interna sino también la posición del país en el escenario global.

Últimos posts

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos más vistos

Horóscopo diario
Menú diario